fbpx
Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Cómo hacer juguetes para mascotas con objetos reciclados

0

Muchas veces pensamos en reciclar objetos que pueden acabar en la basura para reutilizarlos en artículos de decoración para el hogar. Sin embargo, estas opciones son mucho más amplias y comprenden otra serie de de productos que pueden ser incluso utilizados por nuestros seres más queridos como las mascotas. Y es que para ellas es posible hacer unos juguetes más sostenibles con artículos reciclados. Aquí aportamos algunas ideas muy sencillas con las que el perrito o el gato se lo pasarán en grande.

Botellas de plástico

Las botellas de plástico son unos envases muy útiles para hacer juguetes para perros y gatos. Además el proceso de realización es muy sencillo.

Tan solo hay que coger la botella y cubrirla con un calcetín, una camiseta vieja o bien cualquier otro trozo de tela de ropa que ya no se vaya a utilizar para que las mascotas puedan jugar tranquilamente.

Además, si las botellas están bien tapadas, el perro puede mordisquearlas y emplearlas a modo de mordedor. Otro posible uso es para su lanzamiento en el parque para que el can vaya a por ellas.

perros-juguetes-reciclados


A la botella también se le pueden añadir algunos elementos en el interior para que tenga sonido, pero con cuidado para que esas piezas no puedan ser ingeridas por las mascotas, evitando problemas de asfixia.

Una forma de rellenarlas sin que suponga ningún problema para la mascota es, por ejemplo, introducir lentejas o alguna otra legumbre similar.

Incluso es posible incluir algunos snacks golosinas para mascotas para que las disfruten después de una intensa sesión de juegos, utilizando así la botella como si fuese una cucaña especial para los animales de compañía. Estará muy entretenido hasta que la abra.

Cartón

Las cajas de cartón también suelen acabar en el cubo de la basura. Sin embargo, pueden tener una vida útil más allá de una posible reutilización como objetos de almacenaje.

Uno de los usos más sencillos es convertirla en un juguete para gatos. Además, no hay que hacer mucho esfuerzo porque la atracción entre gatos y cartones es máxima. El minino estará encantado de tener una caja con la que jugar y desarrollar su imaginación a sus anchas.

Share.

Leave A Reply