Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Ecologistas compran acción de firma española en lucha por liberar a una orca

0

MIAMI. El grupo ambientalista estadounidense PETA adquirió hoy una acción de la española Parques Reunidos, dueña del Seaquarium de Miami, para “influir” en la liberación de la orca Lolita, que lleva 46 años de cautiverio.

David Perle, portavoz de People for Ethical Treatment of Animals (PETA), señaló a Efe que la idea es poder participar en las juntas anuales de los accionistas de la empresa con el fin de “influir en las decisiones de gestión”.

“Tenemos todo este acceso ahora por el pago de 17 dólares por una sola acción”, precisó Perle.

El activista dijo que de esta forma podrán establecer contacto con otros accionistas y formular “formalmente preguntas directamente sobre la dirección de la empresa”.

El Seaquarium no ha respondido hasta ahora a las llamadas de Efe para conocer su opinión sobre la acción de PETA.

Desde hace varios años, PETA lucha en las cortes estadounidenses por la liberación de Lolita y su reunificación con el grupo de orcas al que pertenecía en el Pacífico Norte.

El Seaquarium ha señalado que liberar a Lolita sería “imprudente y cruel” y que no están dispuestos a “experimentar con su vida para apaciguar a un grupo marginal”.

El grupo ambientalista informó también de una adquisición similar de acciones en el parque acuático Marineland de Antibes, en el sur de Francia, para influir también en la liberación de otras orcas “encarceladas en tanques de concreto en lúgubres instalaciones”.

El grupo español Parques Reunidos, especializado en parques de ocio, adquirió en 2014 el Miami Seaquarium, el mayor acuario de EE.UU.

Lolita fue separada de su grupo familiar en 1970, en la zona costera de Puget Sound, en el estado de Washington (noroeste de EE.UU.), cuando contaba con unos 4 años de edad y ha pasado los últimos 46 años en el Miami Seaquarium.

En 2005, las orcas fueron declaradas especies en peligro de extinción. Sin embargo, esta designación no se extendió a Lolita hasta 2015, después de que la Fundación PETA y otras asociaciones exigieran su inclusión en el listado, pese a estar confinada.

Los activistas defensores de la liberación del animal aseguran que Lolita debe ser reunida con sus familiares y antiguos miembros de su manada, los cuales aún habitan en aguas de las islas San Juan, en el estado de Washington.

 
Share.

Leave A Reply