Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Las uvas de Neiba, ideales para hacer varios productos

0
Los productores exigen mayor ayuda del Gobierno. El Instituto Nacional de la Uva brinda apoyo y orientación, tanto en la capacitación como en el aspecto comercial. (Edward Roustand)

Los productores exigen mayor ayuda del Gobierno. El Instituto Nacional de la Uva brinda apoyo y orientación, tanto en la capacitación como en el aspecto comercial. (Edward Roustand)

EL CARIBE / 5 DE MARZO DE 2014 / POR HELEN JÁQUEZ

Las uvas de Neiba, ideales para hacer varios productos.

El Instituto Nacional de la Uva, en Neiba, y los productores solicitan mayor apoyo e inversión en el sector.

La República Dominicana es una nación que posee muchas calidades por las cuales es conocida, entre las que destacan las mejores playas de la región, peloteros de Grandes Ligas y una gran herencia musical: el merengue y la bachata, ritmos bailados por millones de personas en todo el mundo. Además de esto, tiene a su gente; alegre, hospitalaria y laboriosa,  siempre dispuesta a brindar un plato de comida, la cual se caracteriza por tener un “gustito” diferente.

Pero todavía podemos dar más. Sí, este país tiene mucho más que ofrecer, tanto a sus ciudadanos como a sus visitantes. Como por ejemplo, uvas, una fruta con la que se puede producir jugo, vino, mermelada y vinagre, cuya producción es una de las principales fuentes de ingresos de Neiba, provincia Bahoruco, lugar que cuenta con las condiciones ideales para su cosecha.

Allí, se encuentra el Instituto Nacional de la Uva, Inuva, entidad creada por  decreto del Presidente a través de la Ley 27-92, con el fin de brindar a los productores de uva apoyo y orientación, tanto en la capacitación como en el aspecto comercial. Pero no es hasta el 1998 que la entidad se formaliza, explica Mario Pérez Medina, director de Inuva.

“El instituto tiene un equipo técnico que le da seguimiento mediante asesoría y apoyo en todos los procesos a los productores. Por ejemplo, durante la vendimia el instituto funciona como enlace entre los productores y los posibles compradores”, comenta Pérez Medina, quien asegura que el mayor reto a superar son las limitaciones de los propios productores.

“Cada productor tiene un promedio de 10 mil hectáreas para cultivar la uva criolla, los cuales cuentan con un nivel de inducción bajo. Esto hace que para ellos, adoptar la tecnología y los talleres necesarios para incrementar la producción de uva y la calidad de la misma sea cuesta arriba”, agrega Baldemiro Medina, técnico del Inuva.

A esta situación se le suma el hecho de que la venta de la uva fresca criolla ha mermado, debido a la inserción al mercado nacional de la uva de mesa red globe, una fruta de mayor tamaño y más dulce, que, según Medina, ha desplazado a la criolla a pesar de ser más cara.

Para solucionar el problema, el Inuva se encuentra en la elaboración de programas de capacitación en sus planes futuros. También están en busca de poder tener mayor acercamiento con los productores, quienes se encuentran experimentando con otras formas de comercializar la uva criolla, como es la elaboración de mermelada y jugo de uva, con el apoyo del Departamento de Bienestar Estudiantil y el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria, IIBI.

Otras entidades que están apostando a mejorar la calidad de la uva y sus derivados son el Consejo Nacional de Competitividad, CNC; la Dirección General de Desarrollo Fronterizo, DGDF; y la Cooperativa de Vitivinicultores del Valle de Neiba, Coopevine, entre otras entidades.   Todo con el fin de hacer de la uva criolla un producto que sea reconocido como “Marca País.

Representantes

Mario Pérez Medina
Director del INUVA

“La uva criolla y todos los productos que se derivan de la misma pueden convertirse en una Marca País de la República Dominicana. Pero para ello es necesario que se invierta en el sector y que los involucrados sean más unidos”.

Baldemiro Medina
Técnico del Inuva
“Estamos acompañando a los productores a mejorar el manejo fitosanitario y la fertilidad. Dos puntos en los que hay que poner empeño para mejor la calidad de la uva, y tener mayor producción”.

Venecia Méndez
Asociación de Mujeres Vitivinicultoras
“La alta tasa de interés de los bancos no nos ha permitido crecer. Por ahora, a través del FEDA contamos con unos fondos que nos van a permitir producir la mermelada de uva. A pesar de esto, necesitamos que el Estado tenga más interés en potencializar el sector”.

Share.

Leave A Reply