Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Sendero de la Virgen, un paraíso escondido en Bahoruco

0
Este destino es ideal para los amante del senderismo y rutas a pie. Cortesía de Manuel Caraballo (Fuente Externa)

Este destino es ideal para los amante del senderismo y rutas a pie. Cortesía de Manuel Caraballo (Fuente Externa)

EL CARIBE / 30 DE JULIO DE 2014 / POR IVELISSE SANTOS

En este destino podrás realizar una caminata por un bosque húmedo, hasta llegar a la Garganta del Infierno y descubrir las leyendas y misterios que se tejen sobre este hermoso lugar

Bahoruco es un distrito municipal de la provincia Barahona, ubicado a orillas del mar y rodeado de ríos, montañas y un hermoso bosque tropical. Su gran atractivo lo constituyen sus artesanos y talleres de larimar, diseminados por toda la zona. Se trata de un pueblo de gente trabajadora, emprendedora y amable que lucha cada día para que el lugar sea reconocido como un destino turístico, ofreciendo al visitante diversos atractivos que invitan a explorar la zona.

Bahoruco es una de esas joyas territoriales únicas de la República Dominicana que dispone de características naturales excepcionales. Cuenta con la Bahía de Neiba, la Hoya de Enriquillo, la cual tiene forma de herradura semicerrada, flanqueada por la Sierra de Neiba y la Sierra de Bahoruco. A estos atractivos, se suman el Sendero de la Virgen y la Garganta del Infierno, ubicados en la localidad La Ciénaga, lo que pudimos descubrir gracias a una invitación extendida por el Clúster Turístico y Productivo de Barahona.

Aunque los nombres de estos destinos  pueden hacer referencia al bien y al mal, si lo visitas te darás cuenta de que se trata de reservas ecológicas que ofrecen al turista una gran diversidad en cuanto a fauna y vegetación.

A lo largo del camino se pueden disfrutar de los arroyos que se encuentran en la ruta

A lo largo del camino se pueden disfrutar de los arroyos que se encuentran en la ruta

Guiados por Jorge, un campesino de la zona que conoce de “cabo a rabo” la reserva, ya que ha sido entrenado por el clúster para brindar información a los visitantes, iniciamos el recorrido en el Sendero de la Virgen. El comienzo de la ruta, si no estás acostumbrado a andar por el campo, te puede atemorizar un poco por los desniveles que hay que salvar, pero mientras avanzas te darás cuenta de que en realidad es un camino de fácil acceso y te irás entusiasmando más y más. Se trata de una larga caminata por un bosque húmedo y verde, a orillas de lo que una vez fue un profundo río, dice Jorge. En el recorrido te encuentras de frente con una zona ecológica en su estado más natural: se escucha el murmullo de una que otra chorrera de las que aún permanecen allí,  así como cantos de algunas aves que se pasean felizmente por las copas de los árboles. En cuanto a clima, aquí las temperaturas no son para nada extremas.

Una zona protegida

“Cuidamos mucho esta zona, porque con ello cuidamos el medio ambiente. Este sendero es maravilloso.  En el camino podemos encontrar muchas frutas, como naranjas, chinola y coco, pero esos productos generalmente no se consumen porque están muy lejos de las casas”, aclara Jorge. Así, en el trayecto, este amante de su entorno, el cual moradores de toda la zona han decidido proteger como un tesoro, continúa hablando de la biodiversidad de la zona, los saberes tradicionales sobre los usos medicinales de algunas plantas que allí aparecen y recrea las leyendas sobre espíritus y apariciones misteriosas que ocurrían en el lugar.

Una vez en la Garganta el Infierno, los visitantes pueden disfrutar de las piscinas naturales que allí se forman. F.E.

Una vez en la Garganta el Infierno, los visitantes pueden disfrutar de las piscinas naturales que allí se forman. F.E.

Una gran cascada

Al recorrido le pone fin lo que ellos llaman la “Garganta del Infierno”, una hermosa cascada de agua cristalina entre enormes rocas, capaz de sorprender  a  cualquier mortal. El nombre de esta impresionante formación natural se debe a que en verdad parece una boca abierta a su máxima capacidad, además de que para llegar hasta ella hay que recorrer varios kilómetros, (quizás  por eso lo del infierno). Aquí , los visitantes pueden disfrutar  de un rico baño y conocer, a través de los relatos de los campesinos, cómo se vive en las cercanías de un lugar tan  paradisíaco, sin  temor a pensar que se está en la Garganta del Infierno. En esta parte el clima ofrece notables contrastes en función de la altitud. La reserva cuenta con abundantes saltos de agua, arroyos, cascadas que forman una piscina natural y grandes pozas excavadas por la erosión circular del agua. Los elevados índices de humedad contribuyen, a su vez, a potenciar una vegetación de gran valor ecológico.

Con estos atractivos, los moradores de Bahoruco cifran sus esperanzas de desarrollo en la explotación del turismo, tanto es así que sectores de la provincia califican sus bellezas naturales como “un tesoro dormido a la espera de ser descubierto” y sostienen orgullosos que su oferta supera a las demás provincias donde el turismo ha sido explotado. “Estamos trabajando con el ecoturismo para desarrollar esta parte y lo pensamos hacer por las lomas, que hay una vegetación muy bonita y a la espera de que las autoridades competentes toquen puertas para que nos ayuden a desarrollar nuestra zona”, dice Jorge. Para realizar el recorrido hay que contactar a la organización “Mujeres de la Cooperativa para el Desarrollo de La Ciénaga”. Tel. 829-560-3560.

Saber
Antes de iniciarse el Sendero de la Virgen, el bosque estaba amenazado por la deforestación, ya que algunos habitantes se dedicaban a la tumba y quema de árboles para establecer pequeños predios agrícolas, debido a que no tenían otra forma de subsistencia.

Dato
Los moradores de esta zona manejan información sobre las características del bosque y la necesidad de preservarlo.  La explotación del mismo a nivel turístico ha permitido que mejore la calidad de vida de decenas de pobladores.

Share.

Leave A Reply