Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Refugio portátil construido con eco materiales

0

EcoCubo

Una construcción para invitar a amigos, para disfrutar de la soledad en plena naturaleza, hecho con materiales naturales, durables y reciclables, fundamentalmente el corcho y la madera, que además puede trasladarse fácilmente.

Habida cuenta de que las construcciones modulares están de moda, la propuesta del diseñador portugués António Fernandes, bautizada como EcoCubo, es un hábitat cúbico de apenas 7 metros cuadrados que se encuadra en esta tendencia arquitectónica.

Micro casa de corcho y madera

Ya sea para practicar el eco turismo o sencillamente para contar con una micro casa en un entorno verde, EcoCubo es una opción muy interesante si buscamos algo más allá de una tienda de campaña.

Sus colores terrosos también son perfectos para camuflar la casita en el entorno, con lo que se evita, en la medida de lo posible, la contaminación paisajística. En su interior, por otra parte, se dispone de lo necesario para hacer vida, gracias a muebles transformables, que lo mismo hacen de sofá o de cama.

Las sillas y mesa, por ejemplo, se encuentran escondidas, como si de cajones se tratasen. A juego con el concepto general del proyecto, puesto que la casita entera se puede montar fácilmente, en apenas unas horas, con lo que se ofrece como alternativa a las casas de madera tradicionales, por lo general más complicadas de montar y trasladar.

EcoCubo es un proyecto perteneciente a la iniciativa de innovación del Parque de las Ciencias y Tecnología de la Universidad de Oporto (UPTEC) y su creación obedece a la intención de conseguir que se convierta en una “construcción sostenible, al tiempo que se pretende promocionar las economías locales por su gran potencial como residencia para practicar el eco turismo.

El mismo hecho de poderse instalar en lugares remotos, normalmente fuera del circuito tradicional, abre grandes posibilidades y resulta más atractivo para las almas viajeras amantes de la naturaleza, apunta su creador. Su prohibitivo precio, sobre los 10.000 euros, podría ser un inconveniente.

Share.

Leave A Reply