Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Casita de madera con ruedas para amantes de la Naturaleza

0

Casa-Porta-Palace

Esta increíble casita con ruedas es un sueño para entusiastas de la Naturaleza. Todo en ella está concebido para que la vida nómada sea compatible con esa maravillosa sensación de hogar, dulce hogar…

Su inventor, el arquitecto holandés Daniël Venneman, ha logrado una conexión entre interior y exterior (entre casa y Naturaleza) que resulta fascinante. Son poco más de 17 metros cuadrados, casi casi el caparazón del caracol, en la que refugiarse.

Se funde con el paisaje

Además, sus fachadas que hacen las veces de puertas y grandes cristaleras, convierten la casa en parte del paisaje, tanto desde adentro como desde afuera. ¿Pero, acaso esta casa está diseñada para su uso en el mundo real? Un mundo en el que un mínimo de seguridad es necesario, qué duda cabe, difícil de lograr en una casita de madera con paredes que tienen un buen porcentaje de cristal.

Al margen de estos detalles sin importancia cuando se trata de soñar despiertos, esta casita llamada Porta Palace está hecha para vivir en un mundo ideal o, al menos, en un entorno tranquilo y confiable.

Tanto como para que una pared entera sea de cristal. El objetivo es claro: hacerla desaparecer, como cuando una ventana se abre de par en par, para así eliminar obstáculos. Se trata, en suma, de crear un espacio totalmente abierto.

Del mismo modo, la cocina y el dormitorio son tremendamente luminosos. Y, por supuesto, en la casa todo parece ser muy espacioso porque se tira de trucos que hacen la vida más divertida. Por ejemplo, un pequeño sofá se convierte en una cama para invitados o en un espacio de almacenaje. Hay escaleras ocultas que hacen las veces de armarios y nos llevan a un dormitorio que consiste en una cama elevada, a la que llegamos tras subir tres escalones, como puede verse en la imagen superior.

Eso sí, Daniël Venneman siempre se las apaña para que un espacio que podría parecer un feo escondrijo tenga su ración de luz natural, esa ventana superior o claraboya desde la que se vean las estrellas o nos despierten los primeros rayos de sol.

Casa-Porta-Palace-Venneman-1

¿Y la luz, el agua caliente…? Recurrir a la energía solar mediante paneles fotovoltaicos es la solución que prevé incorporar en un futuro próximo. Un recurso necesario, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una casa móvil.

En cuanto al material de la fachada, se han utilizado chapas de madera tratada de forma especial para que pueda resistir la intemperie. Igualmente, la estructura exigió el uso de acero y vidrio, en ambos casos reciclables.

Mini casa en el bosque

Venneman parece haber dado un paso más con este proyecto. Desde sus Hermit Houses, nombre con el que bautizó una iniciativa que proponía crear mini casas sustentables de 14 metros cuadrados. Fue un proyecto universitario del grupo The Cloud Collective, en cuyo diseño participó junto a Mark van der.

Diseñados para ser refugios u hogares para personas que vivan solas, una pareja o familias pequeñas, el objetivo era permitir que cualquier pudiera fabricarlas en tan solo un par de días a partir de unos planos . A su vez, se ofrecía la posibilidad de recibir el material en cualquier punto de Europa.

También se contemplaba la posibilidad de customizarlas para personalizar cada una de ellas. Su minimalismo ha llevado a considerarla más un refugio temporal en plena naturaleza para admirarla que una casa para el día a día. Ahora, con su nueva propuesta, de nuevo se plantea la misma disyuntiva. Aunque en realidad no lo es tanto, pues tanto aquella como ésta son perfectamente compatibles con un estilo de vida poco convencional. Todo depende de lo que queramos, podamos y nos dejen hacer…

ECOLOGISMO.COM

Share.

Leave A Reply