Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Parque Nacional La Jalda

0
Eleuterio Martínez, Especialista en recursos naturales

Eleuterio Martínez, Especialista en recursos naturales

HOY / CONSULTORIO ECOLÓGICO / 29 SEPTIEMBRE 2010 / POR ING. ELEUTERIO MARTÍNEZ

P. Profesor, tengo entendido que entre las nuevas áreas protegidas, existe un parque nacional denominado La Jalda ¿podría explicarnos cuáles méritos posee o cuáles atributos conforman su patrimonio natural?

R. Así es, entre los nuevos once parques nacionales creados por el Decreto No. 571 – 09, se destaca por su singularidad, sus riquezas naturales y sobre todo, sus espectaculares e innumerables saltos de agua, el Parque Nacional Saltos de La Jalda. Se trata de la mejor muestra del bosque pluvial de zona baja que tiene la República Dominicana, la única zona que los pluviómetros registran 2,800 milímetros de agua al año, pero que en la realidad ronda los 3,500 o 4,000 milímetros.

Estos elevadísimos niveles pluviométricos indican que las lluvias son frecuentes a todo lo largo del año, llegándose a registrar 300 días de lluvias efectivos, unos 10 u 11 meses de lluvias convectivas. Eso quiere decir, que durante el año no se registran períodos secos. Todo el tiempo impera un balance hídrico positivo y la mejor muestra de las características pluviométricas de esta Cordillera Oriental, se encuentra precisamente en la cabecera del Río Magua.

El Parque Nacional Saltos de la Jalda cubre toda la cuenca media y alta de este río, y justamente en su cabecera se forma el salto de agua más grande, más espectacular y más hermoso del país, con 83 metros de caída libre y un bellísimo charco que recoge sus aguas cristalinas. Algunos espacios montañosos de la geografía dominicana reúnen atributos parecidos, pero ninguno supera el Salto de La Jalda.

Pero esta área protegida no solo tiene un salto, si no tres, cuatro, cinco, seis o siete de diferentes tamaños y formas, que como por encanto se desprenden de lo alto de esta cordillera o Sierra del Seibo. Sin embargo y sin dejar de ser el mayor de los atributos naturales de este parque, no solo el Salto de La Jalda alcanza la categoría de elemento excepcional, si no el hermosísimo bosque pluvial que, cual alfombra mullida, se encuentra tendida en las laderas montañosas.

De igual manera, la biodiversidad es proverbial, destacándose la avifauna nativa y endémica, los reptiles, anfibios y lepidópteros (mariposas), que hacen las delicias del visitante o ecoturista que quiere conocer algo realmente original. Este es uno de los parques nacionales más valiosos con que cuenta el país. Garantizar su integridad es un reto para las autoridades y la sociedad dominicana.

Share.

Leave A Reply