Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Boca de Tiburón, caverna Los Haitises

0

SABANA DE LA MAR. En medio de la ensenada de la bahía de San Lorenzo, está “Boca de Tiburón”, una singular y atractiva caverna, que su entrada se asemeja a la boca del pez de mar.

Minada de estalactitas y sin arbusto en su frente, la llamativa gruta es escenario obligado para la captura de fotos y videos que realizan turistas y excursionistas, que luego plasman en periódico, revistas y las redes sociales.

“Su formación es producto de los desprendimientos que durante centurias se producen por los movimientos telúricos en la costa”, explica Luis Carlos López Calcaño, encargado de Los Haitises en Sabana de la Mar.

El Parque Los Haitises es un lugar como muy pocos en el mundo, paseo entre islas, manglares, playas únicas, cuevas.

Cuando se le ve de perfil se parece más a la cabeza del tiburón.

Su entorno es escenario para practicar el deporte marítimo con kayak.

Frente a la boca se puede practicar además snorkel y ver delfines y manatíes, haciendo piruetas y zigzagueando en medio de la ensenada.

Las formaciones al interior de la caverna son caprichosas, ya que al mirar hacia arriba se ven estalactitas, que en su atractiva formación se asemejan a los dientes del pez que honra su nombre.

El que va a Los Haitises y no conoce a Boca de Tiburón, no ha ido a nada ni podrá contar muchos, a pesar de los muchos atractivos que guarda el parque.

Esta magnífica obra, producto de la formación cálcica de Los Haitises, está a 8.35 millas náuticas, 15.53 kilómetros del embarcadero del río Caño Hondo hasta la caverna.

En su interior, hay una pequeña playita con arena, hasta donde pueden penetrar las embarcaciones que van de excursiones.

Entrar y mirar para el techo de la cueva es espectacular, pero desde el centro de la caverna se puede vislumbrar la ensenada de los cayos de Los Pájaros, otro escenario a disfrutar.

Las fotos, tanto en su interior, como al frente son frecuentadas por fotógrafos de naturaleza, que van a la zona atraído por la diversidad de escenarios que hay en la ensenada.

Avistamientos de aves

El vuelo aéreo de aves acuáticas y exóticas sobre los árboles del cayo, donde está Boca de Tiburón, es otro espectáculo que engalana la ensenada.

Refugio

El amplio salón de la gruta abierta al mar, es un centro de acopio de pescadores que pernoctan durante la noche y que en el día guardan equipos y neveras, donde van almacenando los peces capturados.

Lo de tiburón no solo es por la boca suspendida a más de 15 metros de altura, sino además porque la zona es tálamo del inquieto pez.

Otros activos

En su entorno y ya en la ensenada, están los atractivos de formación anatómicas Cayos de los Pájaros, la Línea del Ferrocarril, cueva La Arena, caverna San Gabriel, Punta Arena, los manglares del rio Caño Hondo, río El Naranjo, entre otros atractivos naturales.

Fuente: Diariolibre.com

Share.

Leave A Reply