Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

El arte rupestre en el país

0
La cueva de las Maravillas muestra una gran diversidad del arte rupestre. (El Caribe )

La cueva de las Maravillas muestra una gran diversidad del arte rupestre. (El Caribe )

EL CARIBE / 12 DE ABRIL DE 2012 /  POR I. SANTOS Y RADHAMÉS  PÉREZ

La República Dominicana atesora estas expresiones en varias de sus cuevas

La República Dominicana es uno de los países que más muestras de arte rupestre posee. De las innumerables cuevas que hay en el territorio, básicamente calizo, alrededor del 25% contiene alguna manifestación artística prehispánica.El arte rupestre en el país es casi tan antiguo como el poblamiento de la isla. A pesar de no tener hasta ahora datos concretos que nos permitan fechar con exactitud las diferentes muestras de arte rupestre que podemos encontrar en las cuevas, abrigos y rocas dispersos por su territorio, podemos pensar, por comparación entre este y otros lugares del Caribe, que los más antiguos diseños de arte parietal se podrían remontar alrededor de 6,000 años atrás.

Estas representaciones serían precisamente petroglifos, y se piensa que las más sencillas, en forma de cara con dos ojos y boca, pueden ser las más antiguas. En algunas cuevas podemos encontrar muchos petroglifos distintos, los que a veces difieren mucho, tanto  en la técnica de fabricación de las piezas como  en el tipo de representación que se crea con ellas.  Por ejemplo, en la Cueva de las Maravillas se encuentra  una infinidad de artes rupestres realizados por los taínos, y se han catalogado como de las mejores muestras de este tipo de arte en la República Dominicana. Otro gran  ejemplo de este arte se encuentra en la Cueva  José María, del Parque Nacional del Este, el centro ritual taíno más importante conocido hasta la fecha. Contiene más de 1,200 pictografías en su interior, sin contabilizar las manchas ni los trazos que a priori puedan corresponder al mismo diseño. Si los contabilizáramos, la cueva contendría alrededor de 3,000 pictografías.

Cerca de la ciudad de San Cristóbal, se encuentran los pequeños pueblos Borbón y Pomier. Estos poblados, sin duda, habrían pasado desapercibidos para el turismo si no fuera porque en sus alrededores se encuentra uno de los conjuntos de cavernas con arte rupestre más importantes del Caribe: las Cuevas de Borbón.  Más de 40 cavernas repletas de pinturas y petroglifos realizados por los taínos han sido ya documentadas en este conjunto arqueológico.

Puro arte en Hoyo de Sanabe

Está localizado en la loma Peñón de la Sabana, al noroeste del lago de Hatillo, en la provincia Sánchez Ramírez. En los murales del interior de la cueva se han registrado alrededor de 300 pinturas, lo que la convierte en una de las galerías más importantes del arte rupestre de la isla Hispaniola. La cueva fue descubierta a finales de los años 70 del siglo XX por un grupo de investigadores encabezado por Pagán Perdomo y Manuel García Arévalo. Actualmente forma parte del Parque Nacional Aniana Vargas. Desde hace años la Sociedad Ecológica de Fantino (SEF) vigila el entorno de esta y otras cuevas de los alrededores y promueve iniciativas de reforestación y visitas ecológicas a los atractivos de la zona. Bordear el lago de Hatillo, subir la loma y luego bajar hasta la ciudad subterránea para recorrer sus casi 200 metros de largo es un placentero reto ecoturístico.

Abunda en Sánchez Ramírez

Al oeste de la provincia Sánchez Ramírez se encuentra ubicado el sistema de cuevas más importante de la República Dominicana. Estas guácaras se localizan en las comunidades de Hernando Alonzo, Sierra Prieta, Comedero Arriba y Caballero, conformando así más de 21 cuevas y abrigos, con alrededor de 600 petroglifos y 800 pinturas prehispánicas. Recientemente,  27 sitios con material arqueológico y restos de una edificación colonial fueron detectados en Cotuí, en el área donde opera la minera Barrick Gold Corporation por investigadores del Museo del Hombre Dominicano. De los yacimientos arqueológicos hallados, ocho de ellos (entre éstos cuevas y abrigos rocosos), presentan una diversidad de manifestaciones artísticas prominentes de los aborígenes de la isla, las cuales se encuentran plasmadas a través del arte rupestre. También, han sido encontrados objetos artísticos, como vasos de cerámica y madera, collares y amuletos ricamente decorados.

Los petroglifos, en su mayoría, incluyen grafías de figuras humanas y las pictografías, acorde a los investigadores, son muy expresivas, y en ocasiones pueden implicar representaciones de alto contenido escénico, capaz de revelar acciones de la vida cotidiana de las comunidades precolombinas.

Un patrimonio que hay que cuidar

Para quienes se sientan atraídos por el arte rupestre va también la advertencia de que las pictografías son sumamente sensibles y nunca deben ser manipuladas. Tocar una pintura es ponerla en grave riesgo de que desaparezca: así de  frágiles son estas muestras del arte de nuestros ancestros. Si se han conservado hasta ahora se debe a que las condiciones de humedad y temperatura de las cavernas no han sido nunca alteradas.

Share.

Leave A Reply