Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Las cuevas de Doris

0

Las_cuevas_de_DorisHOY / 30 DE ABRIL DE 2005 / POR DOMINGO ABRÉU COLLADO

En la zona más alta de Salcedo, por el municipio de Jamao Afuera, algo más allá de Los Azules, unas cuevas nos sorprendieron tanto por su profuso crecimiento de formaciones secundarias como por la existencia en sus paredes de manifestaciones rupestres.

Por lo menos vimos tres cuevas, aunque es probable que hayan más. Y de las tres, solamente una pudimos ver con un poco de detenimiento. En la segunda cueva –con un pequeño lago en su parte más baja, y a la que no bajamos– apenas vimos la mitad de su interior. De la tercera cueva solamente vimos su entrada, aunque uno de los estudiantes que acompañábamos nos dijo que es también una cueva grande como las vistas anteriormente.

El viaje no era en realidad una expedición del Espeleogrupo, ni parecida. Era una excursión de observación ecológica para estudiantes de pedagogía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, dirigida por el profesor Eleuterio Martínez, y a la que fuimos invitados por la presencia de cuevas en el recorrido, lo que sería aprovechado para explicarles a los estudiantes sobre el componente caverna dentro del complejo ecológico de la zona.

Como una de las estudiantes, procedente de Salcedo y de nombre Doris, era la que conocía el lugar y nos sirvió de guía, las cuevas han quedado registradas con su nombre, pues en el sitio no se le asigna nombre a ninguna de ellas. Así tenemos un conjunto de cuevas llamado “de Doris” cuyo número aún desconocemos.

Pero lo más importante de estas cuevas es que, por lo menos en una, la primera que visitamos, encontramos varios conjuntos de pictografías sumamente importantes, tanto por las figuras en sí como por su semejanza con pictografías de las Cuevas del Pomier, lo que puede ser interpretado como hechas por la misma cultura.

Uno de los conjuntos pictográficos presenta una figura relativamente confusa, pues puede estar representando a un jinete sobre un caballo, lo que sugeriría que es una pintura de aproximadamente 500 años, puesto que en la isla no había caballos hasta la llegada de los españoles. Pero es necesario verla con mayor detenimiento para poder estar seguros de ello. Las pictografías representando personas a caballo son muy raras en nuestras cuevas.

Otra figura en ese mismo conjunto representa a una animal de cuerpo sumamente largo y serpenteante, terminado en una cabeza de ave de largo pico, que observa a otras dos figuras animales, aparentemente cuadrúpedas.

Otro conjunto –muy similar a los de El Pomier y Hoyo de Sanabe– presenta una pareja de aves de pico largo, entre otras figuras, y en la parte superior lo que parece ser la cara de una lechuza, en la que destacan tanto los ojos como el pico, evidentemente corto, como es en realidad el pico de esta ave, asociada por todos los grupos aborígenes de América con la muerte.

Otra figura, separada de las demás, presenta a una persona de abdomen abultado, cuatro brazos y cabeza de ave, similar también a algunas pictografías que aparecen tanto en la Cueva del Puente como en la Cueva No. 1 de el Pomier.

Debido a la falta de tiempo no pudimos revisar con detenimiento las cuevas visitadas en busca de más pictografías y posibles petroglifos, como tampoco revisar el suelo en busca de evidencias de trastos y artefactos, lo que nos plantea la necesidad de un viaje del Espeleogrupo para la exploración de las tres cuevas y otras que existen en la zona.

Este nuevo reporte del arte rupestre indígena en la República Dominicana, en una zona donde no se habían reportado nunca antes, refuerza el planteamiento de la importancia capital que tuvo esta isla dentro del desarrollo cultural de los grupos arawacos que habitaron el Caribe insular.

Es sumamente importante que los habitantes de esta zona cuiden con esmero estas muestras de arte indígena, tratando de que quienes la visiten tengan el mayor cuidado con las pinturas y otras formas de arte que puede haber en las Cuevas de Doris, donde tenemos pendiente un verdadero viaje de exploración e investigación.

Share.

Leave A Reply