Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Boca Chica se convierte en playa de aguas muertas por la contaminación

0

La playa de Boca Chica (Pedro Tomás Ventura )

DIARIO LIBRE / 2 DE JULIO DE 2017 / POR TOMÁS VENTURA

ANDRÉS, Boca Chica. La playa de Boca Chica, balneario natural, se encuentra convertida en una cloaca, debido a las agresiones que ha sido sometida por grandes marinas construidas en ella y las construcciones de espigones que paralizan la circulación de la corriente marina.

Los ejecutivos del Club Náutico Marina ZarPar construyeron un espigón de cemento que ha motivado que las agua de la playa se alejen a más de cien metros de su orilla y el espacio dejado por esta se ha convertido en lodo por la contaminación y la falta de oxigenación.

La situación de esta playa está alejando paulatinamente el turismo y se necesita que las autoridades de Medio Ambiente y Turismo rescaten esta hermosa playa que muere antes los ojos de los moradores preocupados, quienes no pueden hacer nada para salvarla.

Frutos de las agresiones que recibe esta laguna natural, aparecen en su adentros decenas de hoyos que ponen en peligro las vidas de los bañistas, principalmente de quienes no son oriundos y que por tal motivo desconocen la situación.

La mayoría de los hoteles y restaurantes ubicados en este polo turístico descargan sus desechos cloacales al subsuelo. Esto motiva que sean arrastrados por las aguas del río Brujuela de manera subterránea y finalmente terminan depositados en la playa.

Antes de las construcciones la playa se auto limpiaba porque sus recursos naturales le permitían mantenerse y despedir cualquier tipo de contaminación porque sus aguas corrían con sistema de corriente natural, pero al construírsele un gran espigón de cemento el agua se estanca y no recircula.

Las laceraciones y la contaminación son tan fuertes que las venas del río se han trasladados desde las orillas de la playa hacia el centro y esto ha provocado grandes cráteres, y en lugares donde las personas disfrutaban del agua ahora aparecen remolinos peligrosos.

Surgimiento histórico de Boca Chica

La época dorada de Boca Chica se inicia en 1949, cuando el dictador Rafael Leónidas Trujillo ordenó la construcción del entonces moderno Hotel Hamaca, que posteriormente se convirtió en emblema del lugar.

El Estado construyó el Hotel Hamaca con 28 habitaciones y una suite presidencial. Entonces Boca Chica comenzó a proyectarse internacionalmente y a atraer políticos, diplomáticos, hombres de negocios, artistas y otras personalidades, atraídos por las paradisíacas bellezas de este balneario, el cual contaba con aguas cristalinas, arenas blancas y dos islotes, uno natural llamado La Matica, en donde existía un zoológico, y otro artificial llamada La Arenita o La Piedra, fruto del dragado del puerto de Andrés.

La playa una barrera de arrecifes coralinos, construido de forma natural por la desembocadura de un río subterráneo Brujuelas, el cual fomentó el crecimiento de mangles rojos, que contribuyeron a la formación del famoso rompeolas. De igual forma el afloramiento de dicho río subterráneo, formó innumerables manantiales, en donde los bañistas solían darse un segundo baño para eliminar el agua del mar o salada.

De la comunidad

La comunidad de Boca Chica fue fundada en el año 1779, durante el gobierno del brigadier don Isidro Peralta y Rojas, con el nombre de San José de los Llanos.

Boca Chica fue desarrollada originalmente por el Estado dominicano a través del Ingenio Boca Chica, fundado en 1916, y luego en el decenio de 1920 por Juan Bautista Vicini Burgos, quien estableció plantaciones de azúcar. Vicini fue muy aficionado al lugar y a la playa de Boca Chica, entonces virgen y exuberante.

En 1926 se construyó la carretera que uniría a Boca Chica con Santo Domingo.

En noviembre de 1932, por una disposición del dictador Trujillo, Boca Chica fue separada de la provincia de San Pedro de Macorís, y la comunidad de San José de los Llanos pasó a formar parte del Distrito Nacional.

Share.

Leave A Reply