fbpx
Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

RD está “represada”, pero faltan más para aprovechar las aguas

0
La presa Jigüey, así como otras del país, está en un nivel reducido de agua por efecto de la sequí que azota al país hace meses. (Edward Roustand)

La presa Jigüey, así como otras del país, está en un nivel reducido de agua por efecto de la sequí que azota al país hace meses. (Edward Roustand)

EL CARIBE / 27 DE ABRIL DE 2015 / POR  MARTÍN POLANCO

El país posee 34 presas, pero con ellas apenas “atrapa” entre el siete y el 10% de lo que dejan las lluvias al año.

Cuando se habla de espacios para almacenar agua y controlar inundaciones, República Dominicana cuenta con una importante estructura, conformada por 34 presas, diseminadas por distintos puntos. El número pudiera parecer elevado, pero lo cierto es que esa cantidad resulta insuficiente para un país como este, porque solo garantiza que de manera segura se pueda almacenar entre el siete y el diez por ciento de las aguas que caen como consecuencias de las lluvias anuales, vengan éstas empujadas por fenómenos naturales (como ciclones) o de manera normal, propiamente. Así lo plantea Julio Peña Rubio, encargado del Departamento de Distritos de Riego del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI).

De las 34 presas que existen, unas 20 son de volumen considerable. Las otras, aunque no lo son, desempeñan funciones de valor. Lo ideal fuera que el país contara con el doble de las presas que hay, sostienen expertos consultados. Esos mismos expertos aseguran que en carpeta hay diez presas para fines de construcción. Las presas tienen cuatro funciones: para riego, para consumo humano (para los acueductos en la jurisdicción donde están), para generación de energía y para control de inundaciones o avenidas.

Entre los embalses o presas más importantes figuran: Sabana Yegua, Sabaneta, Tavera, Valdesia, Rincón, Hatillo, Jigüey, Monción, Chacuey, Tireíto, Villarpando, Los Tomines, Río Blanco y Palma Sola. Mientras que Distritos de Riego existen diez en todo el país, de acuerdo a datos colgados en la página oficial del INDRHI. Cada uno de esos distritos está conformado por ríos, arroyos y canales, entre otros. El primer distrito es alto Yaque del Norte; los números dos y tres corresponden al Distrito bajo Yaque del Norte, el cuatro es el Distrito Bajo Yuna, seguido de Distrito Valle de Azua, Distrito Ozama-Nizao, Distrito Valle de San Juan, Distrito Lago Enriquillo, Distrito Yaque Sur y Distrito del Este. Los Distritos de Riego son conformados por una o varias superficies previamente delimitadas y dentro de cuyo perímetro se ubica la zona de riego, que cuenta con las obras de infraestructura hidráulica, aguas superficiales y del subsuelo, así como con sus vasos de almacenamiento. El INDRHI también define los Distritos de Riego gerencias regionales, una especie de células distribuidas en todo el país. Sobre las presas, las informaciones sobre cada una son las siguientes:

La presa de Rincón está ubicada en La Vega, fue inaugurada en 1978. Su mayor influencia está en el riego para la agricultura, en la cuenca del Yuna, donde irriga posiblemente más de 118,199 tareas de tierra con 1,457 usuarios, según el INDRHI.

La fuente de abastecimiento de la presa de Rincón es el río Jima, afluente del río Camú que, a su vez, se alimenta del Yuna. Los principales afluentes del río Jima son los ríos Jatubey, La Hormiga y Jayaco. La presa de Sabana Yegua, ubicada en Azua, en la cercanía del poblado de Sabana Yegua, entró en servicio en el 1980. La fuente de abastecimiento de la presa de Sabana Yegua es el río Yaque del Sur y las Cuevas su afluente principal. El costo fue de 80 millones de dólares, y financiada con recursos del Gobierno dominicano.

Sobre la presa de Tavera, ésta tiene un muro de contención de 77 metros de altura. Forma un lago de 150 millones de metros cúbicos de agua y 7 kilómetros de longitud. En la ficha técnica de la presa se consigna que es una presa de tierra, con una altura de 80 metros. La presa de Hatillo está situada entre las provincias Monseñor Nouel y Sánchez Ramírez, y se alimenta con las aguas del río Yuna. Es la de mayor capacidad de almacenamiento de volumen de agua del país: almacena unos 700 millones de metros cúbicos, suministrando agua para riego, consumo doméstico y energía hidroeléctrica a la mayor parte de las poblaciones del Cibao oriental.

En cuanto a la presa de Valdesia, su construcción costó unos US$60 millones, en el año 1976, incluyendo el contraembalse Las Barías. Está ubicada en el paraje Muchas Aguas, de la sección de Valdesia, provincia Peravia. Fue la primera presa construida sobre el río Nizao. La presa tiene un aprovechamiento múltiple: agua potable para la ciudad de Santo Domingo; riego para la agricultura y para y una producción de energía eléctrica.

La presa Jigüey es otra de cuatro presas sobre el río Nizao, seguida aguas abajo por la presa de Aguacate, la de Valdesia y el contraembalse de Las Barías. Estas presas emplean las aguas del río Nizao, entre las provincias Peravia, San José de Ocoa y San Cristóbal, en la región Sur del país.

La de Monción, situada entre las provincias de Santiago y Santiago Rodríguez, se alimenta de las aguas del río Mao. Sus aguas sirven para el riego de las tierras agrícolas de la Línea Noroeste y para proporcionar agua potable a todo el Noroeste.

La presa de Sabaneta está ubicada en la sección de su mismo nombre, 30 kilómetros al norte del municipio de San Juan de la Maguana y fue inaugurada en 1981.

La presa Río Blanco está ubicada en Monseñor Nouel. Su objetivo es exclusivamente producir electricidad, aprovechando los recursos de los ríos Blanco, Tireito y Arroyón, afluentes del río Yuna.

Los Tomines es una presa de tierra, con una altura de 12 metros la elevación de corona que posee es de cresta libre.

Sobre la presa Tireíto, hay que decir que es de tipo Hormigón- gravedad y que tiene una altura de 39 metros. Su elevación de corona es de 636 metros sobre el nivel del mar. La presa Palma Sola, ubicada en Las Matas de Farfán, es de tierra y tiene una altura de siete metros, su vertedor es de caída libre. En 2014 la empresa de Generación Hidroeléctrica comenzó su reconstrucción.

El país espera que estos meses traigan las lluvias

De las presas del país se ha logrado  también aprovechamiento en término de electricidad. Hace dos años República Dominicana contaba con 25 centrales hidroeléctricas que producían para entonces, en general, 1,400 megavatios hora. Las centrales se suplen de ríos y canales, entre ellos los ríos Las Damas, Canal Ysura, Canal J.J Puello, San Juan, Yaque del Sur, Las Cuevas y Al Medio; Nizao, Mahoma y Mahomita, Canal Marcos A. Cabral, Mao, Yaque del Norte, Bao, Jimenoa, Yuna, Tireo, Sonador y Blanco, Yuboa, Boba, Jima y Salto de Constanza. El ministro de Economía, Temístocles Montás, dijo la pasada semana que República Dominicana puede considerarse globalmente un país con recursos hídricos abundantes, aunque hay muchas diferencias entre regiones y épocas del año.

Panorama
Por la actual sequía que existe en el país, especialmente en el suroeste, las presas y canales permanecen prácticamente secos.

Share.

Leave A Reply