Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Los Saltos de Jima transforman la vida alrededor del río

0
Los saltos son hermosos

Los saltos son hermosos

DIARIO LIBRE / 24 DE OCTUBRE DE 2011 / POR TANIA MOLINA

La zona protegida es importante para la disponibilidad de agua en el país

BONAO. El torrente de agua que cae desde lo alto de la montaña es quizás la más hermosa expresión de vida existente en los alrededores del Monumento Natural Salto de Jima, ubicado en la comunidad de Charco Prieto, en la provincia Monseñor Nouel. Una vida que se siente en la frescura del ambiente, en la diversidad del ecosistema y en los cuerpos desgastados de los más antiguos moradores del lugar, cuya existencia experimenta un nuevo giro tras el descubrimiento de las 12 cascadas del río Jima, que nace en la Reserva Científica Las Neblinas y desemboca en el río Camú para pasar a alimentar el caudal de la presa Rincón.

El cambio, beneficioso para algunos y enojoso para otros, se manifiesta en la atención que las autoridades daban al lugar y en la forma en que los moradores aledaños se relacionaban con el afluente, con los medios de producción y hasta consigo mismo.

“¿…y qué parque, si yo no como con parque? Yo como es sembrando yuca”, dice en tono de queja el agricultor Francisco José, residente en la comunidad Charco Prieto. Se refiere a la declaración de parque, en la categoría de Monumento Natural, que hizo el Gobierno para los 18.67 kilómetros cuadrados de extensión que cubre el nacimiento del río Jima y parte de su trayecto. Justo en esas tierras, caracterizadas por pendientes montañosas, Francisco José labró durante muchos años.

“Yo trabajaba para darme vida yo, a mi familia y a la comunidad. Daba vida, porque si yo sembraba una mata de yuca era para comérnosla en el instante en que estaba y le daba vida a comunidad”, dice, para quejarse de que ahora, después de la creación del parque, está prohibido sembrar.

El 7 de agosto del año 2009, el presidente Leonel Fernández emitió el Decreto 571-09 con el que creó 32 nuevas áreas protegidas en las categorías de parques nacionales, monumentos naturales, reservas biológicas y científicas.

Rolando Sano, encargado de la División de Flora del vice ministerio de Áreas Protegidas y Biodiversidad de Medio Ambiente, destaca la importancia de la zona para la disponibilidad del agua en el país. “En estas montañas la lluvia es frecuente, con una pluviometría superior a los dos mil milímetros, que en ocasiones puede llegar a los cuatro mil”, refiere.

Indica que el Monumento es además parte del Sistema Madre las Aguas, compuesto por los parques Juan Bautista Pérez Rancier (que incluye a Valle Nuevo), Nalga de Maco, Armando Bermúdez y la Reserva Científica Ébano Verde). Un conjunto de áreas protegidas de la Cordillera Central en donde nacen los arroyuelos que suplen casi el 80% de las condiciones hídricas de la isla de Santo Domingo.

El río es protegido por una franja boscosa que por años ha padecido los efectos de la práctica del conuquismo que amenazan especies como el copey, palma manacla, cola, cabirna, mara y sablito, que se ven afectados por cultivos menores introducidos de yautía, cacao, aguacate y guandules. Para la facilitar el disfrute de los 800 a 1,000 visitantes que recibe a diario el monumento, según se informó, Medio Ambiente construyó un sendero para acceder a los únicos dos saltos habilitados al público.

Siendo el parque parte del sistema nacional de áreas protegidas, el Ministerio limitó la producción agrícola y ganadera, principales actividades de subsistencia, e involucró a los campesinos en las labores de siembra y cuidado, a través de la conformación de 14 brigadas de 15 personas.

Share.

Leave A Reply