Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

¿Cómo tratar los meningiomas?

0

La radiocirugía ha demostrado controlar más del 90 por ciento de los meningiomas benignos tratados con este tratamiento.

EL DÍA / 23 DE OCTUBRE DE 2017

Una de las alternativas para su tratamiento es mediante la radiocirugía, con la cual se puede controlar en más del 90 por ciento de los casos.

Los meningiomas son tumores que se originan de las envolturas del cerebro o meninges, específicamente de la aracnoide.

Son patologías que ocurren de manera frecuente en los adultos, normalmente, por determinación genética debido a mutaciones cromosómicas en la mayoría de los casos.

Aunque en general son tumores benignos, pueden producir síntomas por la compresión de las estructuras intracraneales, principalmente cuando alcanzan tamaños por encima de los 2 cm de diámetro.

El doctor José Orlando Bidó, neurocirujano, explica que estos tienen la tendencia a aumentar de tamaño, lo cual incrementa el chance de producir síntomas.

“Tienen predilección por afectar la base del cráneo, envolviendo los nervios craneales, pero pueden aparecer en cualquier localización intracraneal.

El tratamiento óptimo de los meningiomas es la remoción quirúrgica total con la duramadre adyacente”, explica Bidó.

No obstante, esto no siempre es posible cuando están localizados en áreas muy profundas o envolviendo estructuras sensibles (nervios o vasos sanguíneos), como es el caso de la región de la silla turca y la fosa posterior, aclara Bidó, quien es especialista en cirugía para epilepsia y movimientos anormales.

Tratamiento

Al tratarse de tumores que no tienden a invadir el cerebro y tener un aspecto circunscrito y regular, se hacen pasibles de ser tratados con radiocirugía con Gamma Knife.

“La radiocirugía consiste en la aplicación de alta dosis de radiación de manera muy precisa y localizada, a un pequeño volumen lesional. Esto genera un efecto terapéutico sobre el tumor con mínimo daño al tejido sano cercano.

El Gamma Knife es una máquina de radiocirugía que emplea 201 haces de radiación gamma provenientes de cobalto.

Este equipo fue ideado por el sueco Lars Leksell para uso exclusivo en patologías cerebrales”, detalla el galeno.

La radiocirugía ha demostrado controlar más del 90 % de los meningiomas benignos tratados con este recurso, siendo que en el 58 % se experimenta una reducción del volumen tumoral a un ritmo de 1 % al mes, de acuerdo el especialista.

¿Cómo se aplica?

De acuerdo a Bidó, la radiación se aplica con el paciente despierto, previa colocación de una corona de fijación craneal que sirve para hacer mediciones y guiar los rayos. Aunque el nombre del procedimiento es radiocirugía, no se trata de una cirugía formal, ni se utiliza un bisturí.

“Es un método mínimamente invasivo, ambulatorio, sin cortes o necesidad de rasurar el pelo, ni usar vendajes. De manera usual, el paciente recibe el tratamiento durante una mañana, pudiendo volver a sus actividades regulares al día siguiente”, detalla.

En algunos casos, cuando los tumores son muy grandes y cerca del sistema visual, se fracciona la dosis de radiación en varias sesiones, de tres a cinco días, para evitar el daño a la visión.

A esta modalidad se le llama hipofraccionamiento y permite mejorar la visión en más del 30 % de los pacientes afectados.

Células benignas

“No todos los meningiomas están compuestos por células benignas. Algunos son atípicos (grado II) o anaplásicos (grado III). Estos tipos tienen la característica de invadir tejidos cercanos y volver a surgir con más frecuencia que los grado I, que son benignos.

En estos casos, la respuesta a la radiocirugía es inferior, llegando al 80 % en los grado II y 59 % en los grado III”, explicó Bidó durante la XV Jornada Científica Dr. Juan Manuel Taveras.

José Orlando Bidó afirma que si el volumen tumoral es pequeño y ha pasado poco tiempo entre la cirugía y la radiocirugía, la respuesta es aún mejor.

Radiocirugía Gamma Knife

José Orlando Bidó indica que el Gamma Knife puede ser utilizado como un tratamiento único en muchos meningiomas sin necesidad de cirugía abierta previa o puede ser un complemento a una en la que se ha reducido parcialmente el tumor, pero permanece algún fragmento.

“En algunas localizaciones de la base del cráneo esta combinación es más efectiva para evitar lesión de nervios que con sólo cirugía abierta”, destaca.
En el Centro Gamma Knife Dominicano en Cedimat han tratado 141 pacientes con meningiomas intracraneales en los últimos seis años.

De estos, la mayoría se localizaban en la base del cráneo o en estrecha relación con nervios y vasos sanguíneos arteriales y/o venosos.

El seguimiento a largo plazo (hasta 63 meses) mostró un control tumoral en el 93% de los casos, con reducción de más del 15% del volumen en la mayoría.

“Estos resultados permiten plantear a los portadores de meningiomas la radiocirugía con Gamma Knife como primera opción cuando el tumor es profundo y pequeño.

Si el tumor es muy grande, se recomienda retirar la parte más expuesta y aplicar gamma knife al remanente tumoral para evitar que vuelva a crecer”, comenta.

Cuando el tumor envuelve al nervio óptico y es muy grande, se le puede aplicar radiocirugía hipofraccionada. Los efectos de este tratamiento se verifican a largo plazo.

Share.

Leave A Reply