Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

En Guazumal atribuyen beneficios a viejos pozos

0
Los vecinos afirman que el agua de los pozos tiene poderes curativos y hasta afrodisíacos.

Los vecinos afirman que el agua de los pozos tiene poderes curativos y hasta afrodisíacos.

LISTÍN DIARIO / 28 DE MAYO DE 2008 / POR RICARDO SANTANA 

SANTIAGO.- Los pobladores de la localidad Guazumal, en el municipio Tamboril, ubicado a 6 kilómetros al este de la ciudad de Santiago, utilizan un promedio de 15 pozos de agua natural para su consumo, curar algunas enfermedades y supuestamente aumentar la potencia sexual de los hombres.

Los moradores afirman que esos pozos fueron  utilizados por los taínos cuando poblaron esta isla y fueron fuente de los españoles cuando descubrieron a América para construir el primer acueducto por gravedad en Latinoamérica hace más de 500 años.

Los vecinos expresan que en realidad los pozos tienen sus misterios y para muchas personas el que bebe su agua puede curarse de ciertas enfermedades.

En la comunidad Guazumal se encuentran un conjunto de pozos de agua potable que podrían ser parte de un acueducto construido por los españoles, durante la época de la colonia,  precisó Arturo Taveras.

Agregó que esos pozos de un metro de profundidad están diseminados en Guazumal y sólo uno emana agua, porque los demás están bajo tierra o cubiertos por matorrales.

Según Taveras, el pozo también es llamado La Tina de Guazumal y es cuidado celosamente por las personas que viven en sus alrededores como un patrimonio comunitario que ha prevalecido intacto por más de 500 años, dicen los vecinos del lugar.

Los residentes de esa comunidad aseguran que el pozo nunca se ha secado y que el agua que  sale de él es utilizada para el consumo humano y otras personas la buscan para resolver algunas dolencias.

Teresa Mercedes Veras dice que esa agua es curativa y afirma que hay personas que supuestamente han rebasado la muerte tras padecer de enfermedades tan fulminantes como determinados cáncer y se han curado tras consumir esa agua.

Otro de los pobladores, Luciano Martínez Domínguez, quien junto a otros de sus vecinos se encarga de cuidar celosamente el único pozo que emana agua, cuenta que por más de 50 años ha estado consumiendo de él.

Explicó que en tiempos de sequía ha servido para saciar las necesidades del municipio de Tamboril y pueblos aledaños.

El comerciante Rafael Martínez dijo que aunque no está viviendo en la comunidad, nunca deja de buscar sus garrafones de agua del pozo que descubrieron los taínos y que sirvió como fuente del acueducto de los españoles en 1492, porque asegura que cura enfermedades de la piel y las dolencias estomacales. “Hasta se dice que es un afrodisíaco y que hay personas que tenían cáncer y misteriosamente se curaron, aunque estaban en tratamientos médicos”, explicó.

El agua parece provenir desde las montañas y llega a Guazumal por gravedad, a través de una tubería de arcilla que abastece a los demás pozos y que nadie sabe explicar si en realidad la construyeron los indígenas.

Share.

Leave A Reply