Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Crean una molécula de jabón respetuosa con la salud y el medio ambiente

0

molecula-de-jabon-fuentes-renovables

No hay que ser un lince para saber que la composición de los jabones convencionales no es un dechado de virtudes ecológicas. Muy al contrario, sus componentes dejan mucho que desear en este aspecto, y precisamente por ello inventos que supongan un antes y un después en este mercado tienen una gran relevancia.

La noticia la protagoniza un invento muy curioso, que consiste en una nueva molécula de jabónque tiene la particularidad de haber sido fabricada a partir de fuentes renovables. Los padres de la criatura, un equipo de científicos dirigidos por la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, han redondeado el invento hasta dejarlo listo para su comercialización.

Formulaciones más respetuosas

De hecho, han acordado ya una licencia con una startup de aquel estado, denominada Sironix Renewables. De extenderse su uso, podrían reducir drásticamente el número de productos químicos utilizados en productos de limpieza y cuidado personal, por lo que estaríamos ante un invento de enorme impacto en la salud y el medio ambiente.

¿Pero, en qué consiste exactamente el invento? Remitámonos a las explicaciones de sus creadores, científicos de la citada universidad, que han trabajado conjuntamente con investigadores de la Universidad de Delaware, Universidad de Massachusetts Amherst, Sironix Renewables y del Centro del Departamento de energía para la innovación energética, así como del laboratorio nacional de Argonne.

En palabras de Paul Dauenhauer, coautor del estudio:

Nuestro equipo ha creado una molécula de jabón hecha de productos naturales, soja, coco y maíz, que funciona mejor que los jabones regulares y es mejor para el medio ambiente.

A su juicio, “esta investigación podría tener un impacto importante en la industria multimillonaria de productos de limpieza“, así como en la no menos importante industria relativa a la cosmética e higiene personal.

Para su desarrollo se llevó a cabo un proceso químico para combinar los ácidos grasos de soja o de coco y derivados del azúcar de maíz para así, finalmente, crear una molécula de jabón a la que se bautizó con el nombre de Oleo-Furano-surfactante (OFS).

Entre otras propiedades del OFS se observó que trabajaba bien en agua fría y también dura, condiciones difíciles para los jabones tradicionales. Sobre todo, porque hace que sean más pegajosos y se precisa más cantidad para lograr buenos resultados.

Con respecto al agua dura, al proceder de fuentes naturales, la molécula no se adhiere a los minerales presentes en aquella, con lo que no se da el problema mencionado. A su vez, puesto que “está hecho de cadenas de carbono rectas derivadas de soja o de coco es fácilmente biodegradable”. Se trata, en suma, de “unas moléculas de jabón perfectas” dice Kristeen Joseph, otro de los investigadores participantes.

Por otra parte, los jabones OFS son idóneos para una óptima limpieza en bajas concentraciones, por lo que no solo se evita el uso de jabones convencionales, elaborados con sustancias químicas procedentes en su mayor parte del petróleo, sino porque esa dosis mínima reduce significativamente el impacto ambiental.

agua-jabonosa
Estas propiedades que tiene esta innovadora molécula evitan tener que sobrecargar las formulaciones con químicos extra que actualmente se utilizan para evitar uno u otro problema. Es decir, con el objetivo de que independientemente de las condiciones del agua su uso sea más o menos similar.

Por otra parte, sus creadores afirman que la espuma también es similar. “Su capacidad espumante y otras capacidades de limpieza” ofrecen un excelente rendimiento, apuntan. Por lo tanto, concluyen que podría usarse como alternativa a los jabones actuales, ya que presenta una consistencia similar.

¿Pero, cuajará el invento, lo veremos en nuestros supermercados? Si es realmente tan revolucionario y el coste permite que tenga viabilidad a nivel comparativo, nada debería impedirlo. Esperemos que así sea, por nuestro bien, y el del planeta.

Share.

Leave A Reply