Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Consultorio Ecológico

0

Eleuterio Martínez, Especialista en recursos naturales

Consulta

Profesor, a propósito del Jardín Botánico de Santiago ¿será cierto el avistamiento del búcaro, un ave dominicana que prácticamente ha desaparecido?

Respuesta

Así es y una vez más se confirma la tesis de que “naturaleza llama naturaleza”. El búcaro es un ave dominicana, muy difícil de ver, en primer lugar porque sus poblaciones son muy reducidas en el territorio nacional y segundo, porque normalmente no puede volar y prefiere correr cuando se siente perseguida.

El búcaro o Burhinusbistriatus o gallinita del monte como se le solía llamar, cuando se le encontraba naturalmente en los campos de la línea noroeste, desde Santiago hasta Dajabón y entre la cordillera Central y Puerto Plata; pero debido a la deforestación, el intenso desarrollo agrícola y pecuario de la región del Cibao y en particular, el crecimiento de las ciudades y pueblos en todo el territorio nacional, pues prácticamente había desaparecido.

Búcaro. Fuente externa

Para mi sorpresa y la de quienes tengan la dicha de visitar el Jardín Botánico de Santiago, que próximamente estará abierto totalmente al público, podrán apreciar esta avecilla corriendo por las veredas, zonas arbustivas y el bosque que poco a poco comienza a desarrollarse nuevamente, bajo el cuidado de un ejército de hombres que día a día están laborando para recrear la arboleda y la diversidad florística que requiere una obra de la naturaleza que se está construyendo en Santiago de los Caballeros.

Yo que luché y soñaba con un “Parque Multitemático” para este espacio natural a la orilla del Río Jacagua, que permanecía abandonado en los terrenos donde la Universidad Autónoma de Santo Domingo construiría su Recinto Regional de Santiago, ha superado todas las expectativas y se encamina a convertirse en el Primer Jardín Botánico Regional del Cibao, con un impresionante bosque de galería que bordea y llena todo el entorno de la porción norte del mismo e incluso, le conecta con “El Saltadero”, un monumento natural creado por el Decreto 571-09, donde se encuentran los hermosísimos Saltos de Agua de La Tinaja.

Toda esta belleza natural, de la cual se había privado Santiago, esta inmensa urbe que crece y crece sin parar, en el centro de la región más fértil de la República Dominicana, ya comienza a recobrar la fuerza de una naturaleza salvaje y con los mismos elementos que otrora tuvo, porque el bosque de galería del Jacagua, está dominado por samanes, el árbol emblemático de las campiñas cibaeñas.

Share.

Leave A Reply