Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Cómo pagar a las aves los servicios que nos prestan

0

Como_pagar_a_las_aves_los_servicios_que_nos_prestanDIARIO LIBRE / 01 DE MAYO DE 2014 / POR SIMÓN GUERRERO

Las aves del Caribe son exclusivamente nuestras.

Las aves contribuyen de muchas maneras al bienestar humano.

  1. Las aves nos conectan con la naturaleza, pues están en todas partes y es fácil y divertido verlas.

En el Caribe, donde no hay grandes mamíferos, las aves son los animales más comunes y carismáticos, y por eso nos ayudan a disfrutar y apreciar la naturaleza.

Unos binoculares y una guía de aves bastan para iniciar un pasatiempo gratificante que podremos practicar toda la vida y que vincula la biología con la vida e inspira a los estudiantes a convertirse en nuestros futuros científicos y conservacionistas. Además, las aves tienen mucho que enseñarnos sobre el mundo en que vivimos.

La compresión del mundo natural se ha enriquecido y se sigue enriqueciendo con la investigación con aves. Charles Darwin, cuyas observaciones de los diferentes tipos de pinzones en las islas Galápagos fueron cruciales para la formulación de su teoría de la evolución de las especies, es el mejor ejemplo.

En el Caribe, la investigación de las aves conduce a descubrimientos que nos permiten entender mejor tanto la región como el mundo. Cada isla del Caribe es un laboratorio infinito que realiza sus propios experimentos en ecología y evolución.

  1. Las aves son “nuestro canario en la mina de carbón”.

En el pasado los mineros llevaban canarios a las minas, porque éstos mueren cuando hay altos niveles de monóxido de carbono, lo que le permitía a los mineros escapar de la intoxicación. Las aves nos advierten cuando hay amenazas para el ambiente y nuestra salud.

A mediados del siglo XX las poblaciones de aves de rapiña diurnas comenzaron a disminuir. Se descubrió que se debía a que por la concentración de pesticidas el cascarón de los huevos era muy fino y se rompía con facilidad. Este descubrimiento condujo a la prohibición del DDT que era peligroso para la salud de la vida silvestre y humana. La sola presencia o ausencia de un ave puede decirnos muchas cosas.

En algunas islas del Caribe la Tijereta (Fregata magnificens) es conocida como el ave-huracán, pues se concentran en tierra firme cuando se acerca una tormenta. Cuando se observan pocas aves debido a la deforestación disminuye la biodiversidad y los hábitats se vuelven menos adaptables a los cambios y más vulnerables a la invasión de plagas y especies invasoras.

10. Las aves del Caribe son exclusivamente nuestras.

Las islas caribeñas representan una de las áreas más importantes del Planeta en cuanto a exclusividad y variedad de especies. Sólo dos regiones en el mundo (Mesoamérica y los Andes) superan al caribe isleño en cuanto a endemismo y biodiversidad. De las 564 aves que viven en las islas caribeñas, 148 (26%) son endémicas, no se encuentran en ninguna otra parte del mundo, y 54 especies caen en la categoría “globalmente amenazadas”.

Las islas caribeñas son, además, lugar de paso o sitio de hibernación de más de 126 aves migratorias que dejan beneficios en todo el Continente. En el Caribe tenemos una inmensa y exclusiva diversidad de aves que han vivido en nuestras islas durante millones de años. Un sorprendente 72% de las 208 aves residentes en la región son endémicas; o sea que no existen en ninguna otra parte del Planeta

¿Cómo retribuir a las aves por los múltiples servicios que nos prestan? Creando, restaurando y conservando los hábitats que garantizan su supervivencia. Implementando programas de reciclaje que reduzcan, reúsen y aprovechen la basura. Sembrando las plantas nativas que les ofrecen comida y refugio. Estableciendo nuevos parques nacionales y reservas y, lo más importante, educando con el ejemplo a la ciudadanía sobre la importancia de su conservación.
Como se aprecia en la foto que ilustra este artículo, en la Universidad Iberoamericana celebramos el Festival creando “Jardines Ecológicos” con plantas nativas, a fin de mejorar los ecosistemas urbanos para las aves y para otros componentes de nuestra singular biodiversidad.

guerrero.simon@gmail.com

 Artículo relacionado

¿CUÁNTO PAGAMOS A LAS AVES POR SUS SERVICIOS?

Share.

Leave A Reply