Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

El cocodrilo solo reacciona si lo atacan

0

Los cocodrilos son más activos y agresivos que los caimanes y pueden vivir en agua salada, como además en agua dulce.

POR YANET FÉLIZ

Eclosión. Crías emiten sonido para que las madres las ayuden a salir de los huevos.

No come gente como se cree y habita en el lago Enriquillo

Santo Domingo.-Aunque exhiben un tímido comportamiento, en algunos casos pueden reaccionar en contra de quienes los atacan.

El que existe en el país, el cocodrilo americano (Crocodylus acutus) no posee esta habilidad.
Del referido reptil en general, se tiene la falsa creencia de que comen gente y que sus huevos son afrodisiacos o que elevan la potencia sexual, ideas que en cierto modo contribuyen a su extinción.

En el país

De acuerdo con Darío Flores Chávez y Juana Peña, biólogos de la direcciones de Áreas Protegidas, y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, en el mundo se reconocen unas 23 especies, las cuales se alimentan de peces, aves y algunos vertebrados.

“El de nuestro país está distribuido geográficamente y restringido al lago Enriquillo e isla Cabritos”, explicaron Chávez y Peña, quienes tienen a su cargo el monitoreo de la especie, a propósito de la temporada de anidamiento (entre enero y julio) para garantizar sus poblaciones.

Los profesionales pusieron de manifiesto que el Crocodylus acutus se encuentra categorizado como Vulnerable (VU), por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y registrado en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

En zonas tropicales

Hacen vida en zonas tropicales y subtropicales, específicamente en ríos, la gos y pantanos de agua dulce, salobre e hipersalina. Sin embargo hacen sus nidos en tierra o arena.

El cocodrilo americano es relativamente grande, presentando la extensión rostral más prolongada. Las crías al nacer pueden medir entre 25 y 30 centímetros y pesar de 40 a 70 gramos, mientras que el tamaño máximo en adultos se ha reportado en 7.0 metros.

El nacimiento

Chávez y Peña afirman que la temperatura óptima para la incubación es de 32 a 33 grados y destacan que si esta baja entre 28 y 30 grados es muy probable que las crías que nazcan sean todas hembras.

Sus eclosiones ocurren entre junio y julio, y para su nacimiento las crías emiten un sonido para que al escucharlo las madres vayan a ayudarlas a salir del nido.

Las hembras suelen poner entre 20 a 50 huevos, los cuales presentan una forma oval, con una cáscara muy resistente; estos se incubarán durante un periodo de 90 días.

yanetfeliz2@hotmail.com

Publicado en: EL DÍA / 31 DE MAYO DE 2017 

Share.

Leave A Reply