Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Peces mantarraya, limpiadores del fondo de mar

0

La especie Aetobatus narinari (Raya águila) hace vida en los océanos, no en el fondo del mar.

EL DÍA / POR YANET FÉLIZ

Aunque no poseen huesos, tienen un aguijón cortante para defenderse si los pisan

Santo Domingo.-Algunos parecen una chichigua y saltan sobre el agua hasta cinco metros, otros se asemejan a las guitarras o tienen forma ovalada.

Sin embargo, lo más importante de los mantarrayas o rayas es que son un grupo de peces que pertenecen a la familia de los tiburones y se ocupan de limpiar el fondo de los mares, esto debido a que la mayoría de ellos comen o cazan peces enfermos, invertebrados y restos muertos de estos, entre los cuales se encuentran caracoles, camarones, langostas y pepinos de mar.

Máximo Then Zorrilla, biólogo marino y técnico del Departamento de Monitoreo del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos, afirma que se caracterizan por su esqueleto cartilaginoso similar al de los grandes mamíferos, que pueden ser blandos o duros.

Atractivo turístico

“Son inofensivos e incluso utilizados en centenares de centros turísticos de diversión acuática en estanques para la interacción con el público.

La mayoría son comestibles y aunque el país no hay cultura extendida de su ingesta, son atacados y diezmados por la pesca indiscriminada”, dijo Then.

Fruto de la reducción de población en las costas del país y en interés de proteger la especie, el Ministerio de Medio Ambiente las incluyó en la Resolución 0023 -17 que protegen al pez loro, erizos negros y los tiburones y prohíbe su captura de forma permanente, ya que registran la tasa de reproducción más baja del mundo.

Electricidad y veneno

En el país se encuentran en las costas y mar abierto. A este grupo pertenecen unas 480 especies, que habitan mares tropicales y subtropicales, explicó el biologo; especificó que a diferencia de los escualos o tiburones tienen sus branquias en la parte ventral del cuerpo.

“Tienen un cuerpo bien aplanado y dientes fusionados en una placa dura para romper conchas. Algunas, muy pocas, son de río, y otras poseen la habilidad de generar de 6 a 200 voltios de electricidad para aturdir y cazar a sus presas”, refiere Then.

Una característica importante es que la mayoría posee un aguijón tóxico y puntiagudo en la parte anterior dorsal de la cola para defenderse de predadores.

Variedades

Las más comunes de su género en el país son la raya jamaicana (Urolophus jamaicencis), la raya águila (Aetobatus narinari) y la raya chucho (Dasyatis americana).

yanetfeliz2@hotmail.com

Share.

Leave A Reply