Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

7 trucos naturales para alejar a las hormigas

0

Cascara-huevos-tizas

Mantener a raya a las hormigas puede convertirse en una auténtica pesadilla. Sin embargo, en nuestro hogar tenemos a mano un sinfín de productos naturales que pueden ayudarnos a ahuyentarlas de forma efectiva.

Tanto si no queremos utilizar métodos cruentos, como si preferimos trucos caseros sencillos, asequibles, accesibles y libres de elementos tóxicos (importante para la salud y para la agricultura ecológica, pongamos por caso), estos trucos pueden sernos de gran utilidad.

Hogar y jardín sin hormigas

Veamos una serie de ideas que nos permiten mantener a las hormigas alejadas de nuestra vivienda, de las plantas o de cualquier lugar donde no deseemos que se acerquen. Incluso podemos aplicar varios a la vez para más garantías o, si queremos optar por el más eficaz, quizá el de las cáscaras de huevo sea nuestra mejor opción.

1. Bicarbonato de sodio: El bicarbonato de sodio es un producto biodegradable que tiene numerosos usos ecológicos en el hogar y, por suerte, también actúa como repelente de muchos insectos, entre ellos las hormigas. Para aumentar su eficacia mezclar con azúcar y colocar allí donde queramos evitar su paso o prevenir que entren masivamente, pues no siempre es totalmente eficaz.

2. Tiza blanca o de colores: Las tizas blancas o de colores y, cómo no, cualquier piedra de tiza serán grandes aliados nuestros para detener a las hormigas. Bastará con trazar una línea o rodear un objeto (por ejemplo, una maceta, el bebedero de las mascotas o una ventana) para que se piensen, muy mucho, si lo atraviesan.

3. Posos de café: Los restos del café también son un arma infalible para que las hormigas se mantengan bien lejos. También se aplicará de forma estratégica, justo en las zonas de paso o rodeando el objeto u objetos que queramos proteger de estos animalitos.

4. La canela: El olor de la canela (en polvo, rama o aceite esencial) es cualquier cosa menos agradable para las hormigas. Su excepcional sentido del olfato reacciona de forma negativa cuando olfatean y la canela reina en la atmósfera. Aprovechar esta poca sintonía entre la canela y la supernariz de las hormigas para animarlas a hacer mutis por el foro. Igualmente, teniendo en cuenta la capacidad olfativa de las horigas, podemos probar con otras especias que tengamos en casa, quizá demos con algún remedio infalible.

Bicarbonato-maiz

5. Zumo de limón: Tanto el zumo de limón como el aceite esencial de limón o las pieles de esta fruta, -rayadas antes de secarlas o, posteriormante, convertidas en polvo-, pueden ser todo un acierto a la hora de evitar que las hormigas vayan más allá de donde queramos. Igualmente, será interesante hacer lo propio con otros cítricos, si bien por lo general el limón demuestra una mayor eficacia.

6. Vinagre: El vinagre también nos ayuda a conseguir nuestro objetivo. El olor es un repelente que no toleran. Aprovechemos el buen precio del vinagre para empapar un algodón o cualquier material poroso, como la madera sin barnizar u otras superficies. Eso sí, tengamos en cuenta que el olor del vinagre acaba evaporándose, por lo que es importante renovar con asiduidad.

7. Cáscaras de huevo: Las cáscaras de huevo tienen la gran ventaja de permitirnos convertirlas fácilmente en polvo y espolvorearlo donde nos interese. Puesto que la cáscara acumula muchas bacterias, una manera de evitarlas es utilizar los huevos hervidos. Una vez hervidos, retiramos la cáscara y la guardamos ya picada. Nos podemos servir de un molinillo de café para convertirlas en polvo e incluso guardarla en un envase (un frasco de cristal tipo mermelada, por ejemplo, con lo que también lo reciclamos) para así tenerlo siempre listo para su uso. Será especialmente práctico en jardinería o agricultura.

Fuente:Ecologismo.com

 

Share.

Leave A Reply