Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Beneficios de comer la piel de la manzana

0

Joven-come-manzana

Comer una manzana diaria es cosa sana. Lo viene diciendo la sabiduría popular desde hace siglos, y en esto parece que no se equivoca. Además, la ciencia no cesa de encontrarle nuevos beneficios. Eso sí, preferiblemente que sea con piel incluida.

Sus compuestos bioactivos se han revelado claves en el cuidado de la salud. Prevención de enfermedades como la diabetes y otras asociadas a la obesidad, protección de la flora intestinal… ¡Un empezar y no acabar de efectos preventivos y terapéuticos!

Otros estudios, por contra, nos alertan del peligro de comer manzanas no ecológicas. Es decir, procedentes de la agricultura convencional. Básicamente, porque se las abona con fertilizantes químicos y rocía con pesticidas, si bien también se usan insecticidas sistémicos.

De este modo, los restos de pesticidas no solo se encuentran en la piel, sino en la fruta entera. Como dice su propio nombre, la aplicación de estos productos mediante el riesgo se introducen en todo el sistema y afectan a la planta a través de su savia.

Hecha esta salvedad, es fácil concluir que las manzanas bio nos libran de estos peligros. Mayores o menores, pero existentes, y lo bastante importantes como para que las ventajas queden ensombrecidas. Con el agravante de la falta de estudios sobre las consecuencias de los tan habituales cócteles químicos, nos advierte Greenpeace.

¿Cruda o cocinada?

Los beneficios de comer la manzana con su piel en crudo serán más interesantes que cocinando la piel a parte o cocinándola entera. También para el planeta, pues usando el fuego gastamos una energía que se traduce en una inevitable huella de carbono.

Matices al margen, comer la piel de la manzana y de cualquier otra fruta o verdura es un modo de aprovecharla. O, lo que es lo mismo, evitamos convertirla en un desecho.

Quema calorías

Infinidad de investigaciones encuentran beneficioso comer manzanas de forma regular. Incluso los hay que han estudiado las propiedades de la piel por separado. Según un reciente trabajo, hacerlo a diario ayuda a adelgazar gracias a un compuesto denominado ácido ursólico. Y las mejores son las verdes, concluyeron.

Fuente de fibra y vitaminas

La piel una parte de la manzana rica en nutrientes. Comer la manzana sin piel, supone un 11 por ciento menos de fibra. Será de gran utilidad para equilibrar el tránsito intestinal y combatir el colesterol.

Es una fibra soluble, muy positiva para nuestro organismo. Si somos propensos a acumular aire en forma de gases, simplemente mastiquemos más despacio. Salvo casos muy excepcionales, no se debe renunciar a comer la saludable manzana con su piel solo por este problema.

Pieles-de-manzana

Eso sí, si queremos detener una diarrea la piel no será conveniente. Sin embargo, la manzana cocida, al horno o pelada y rallada, sin más, es muy aconsejable. Por su parte, junto con los cítricos, fresas, melón y frambuesa, las manzanas son las que mayor cantidad de vitamina Ccontiene.

La vitamina C de la manzana se encuentra justo debajo de la piel, por lo que eliminarla supone obtener una cantidad mínima. Recordemos aquí su efecto antioxidante, muy beneficioso para evitar el envejecimiento producido por los radicales libres.

Antibacteriana y rica en fósforo

Sus propiedades antibacterianas hacen de la manzana un socorrido recurso para lavarnos los dientes y la boca en general cuando no haya un cepillo cerca. No conviene hacerlo a menudo, sin embargo, pues sus azúcares lo contraindican.

Nos ayudará a combatir las caries y protege de infecciones en la cavidad bucal y el resto del organismo. Por último, la manzana ayuda a mejorar la memoria y mantiene en plena forma las funciones cerebrales gracias a su contenido en fósforo. Y, sin duda, comerla con piel nos ayudará a sacar el máximo partido de estas bondades que nos regala la naturaleza.

Share.

Leave A Reply