Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

¿Cómo influye una buena alimentación en nuestros ojos?

0

Como_influye_una_buena_alimentacion_en_nuestros_ojosLISTÍN DIARIO / 19 DE ENERO DE 2013

OFTALMOLOGIA

Si tenemos una buena alimentación, nuestros ojos reflejarán ese bienestar, pues muchas enfermedades son propias de ellas, pero otras son secundarias, de patologías del organismo en general.

“Si comes mucha zanahoria, tus ojos estarán bien…”. En muchísimas ocasiones hemos escuchado esta frase y probablemente nosotros mismos la hemos dicho, tal vez sin ningún conocimiento exacto de lo que ésta encierra, sólo repitiendo lo percibido.

Es por ello que en este artículo voy a explicar lo que significa alimentarse (que no es necesariamente comer mucho sino lo adecuado) y ejercitarse para tener una mejor salud visual. Entonces, qué hay de cierto en “el que come zanahorias tendrá buena visión”? Les explico: la zanahoria tiene vitamina A, parte importante de la formación de los conos y los bastones, que son receptores que encontramos en la retina normal, y que con ellos podemos ver tanto de día como de noche. Entonces, si estamos desnutridos, es decir, entre otros nutrientes nos falta la vitamina A, nuestros conos y bastones no funcionan bien y podemos tener importantes problemas en la visión, como son la ceguera nocturna, resequedad de conjuntivas y córnea (xerosis); reblandecimiento de la córnea (queratomalacia), manchas en la conjuntiva (manchas de Bitot).

Pero no sólo la vitamina A es importante: el déficit nutricional prolongado de la Cianocobalamina (vitamina B12) produce una neuropatía nutricional, lo que se caracteriza por baja visión, consecuencia de un daño en el nervio óptico.

Este tipo de enfermedad es más frecuente encontrarla en pacientes con altas características de desnutrición.

La vitamina B12 es encontrada en las carnes, productos lácteos y mariscos. Ésta es almacenada en el hígado y su déficit produce anemia perniciosa. Además de la baja visión, estos pacientes van a presentar: dificultad en la respiración, cansancio, palidez, taquicardia, pérdida del apetito, calambres en manos y pies con sensación de hormigueo.

El tratamiento consiste en una dieta rica en proteínas y vitaminas del complejo B.

El pronóstico es bueno en estados iniciales; si el daño en el nervio óptico es muy avanzado, la baja visión será permanente.

Vitaminas importantes para la visión y por qué

VITAMINA A: La encontramos en zanahorias, espinacas, tomate, yema de huevo, hígado, verduras y lácteos. Nos permite distinguir entre luz y oscuridad, además de diferenciar los colores. Previene cataratas y ojos secos, y también ayuda a superar conjuntivitis bacterianas, úlceras corneales e inflamación en los párpados.

VITAMINA C: Está presente en cítricos, tomate, melón, verduras de hoja verde y col cruda. Previene la catarata e inflamación de mácula.

VITAMINA E: Está presente en manzanas, aguacate, melón, plátano, ciruela, espárragos y tomate. Tiene una función preventiva para cataratas.

VITAMINA B2 (RIVOFLAVINA): Presente en verdura, leche, levadura de trigo y harina integral. Estimula la función de la vitamina E. Disminuye los síntomas del ojo seco.

Además de las vitaminas, el zinc cumple una importante función en el metabolismo de la retina, además de potenciar la acción de la vitamina A.

Tener un dieta balanceada y rica en vitaminas, minerales y proteínas no sólo es necesario para una buena visión, sino que es vital para el adecuado funcionamiento del organismo.

Share.

Leave A Reply