Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

La Auyama

0

La_auyamaPropiedades medicinales. Además de ese colorcito tan bello que la auyama le otorga a los platos, su uso provee otros beneficios, sobre todo en la medicina.

La auyama.   Esta   hortaliza de origen americano  es parte hoy día de la dieta alimentaria de múltiples países. En República Dominicana, por ejemplo, además de los ricos postres que se elaboran con ella, está presente en exquisitas recetas y como ingrediente para dar color.

Es  muy   nutritiva, su sabor es   dulzón. Tiene un alto contenido de  betacaroteno,  sustancia muy importante y  que ayuda a la  prevención de cánceres.

Es de fácil digestión, por lo que  es ideal en la dieta para los niños y ancianos.

Ella lo tiene todo: sabor, color, nutrientes y versatilidad. Por eso, sin miedo a parecer muy determinantes nos atrevemos a decir que la auyama es una de las mayores delicias que hay en la cocina.

De ahí que al degustar de un purecito, un flan, una crema o un pastel de auyama estemos disfrutando de uno de los frutos más especiales que nos provee la madre naturaleza.

Mil y un usos

Muchos dominicanos  se limitan a usarla en las habichuelas, sopas y sancochos, pero lo cierto es que hay mil una formas de consumir la auyama, también conocida como calabaza.

Ya en la entrada le contamos del puré, del flan, de la crema y del pastel, pero -creannos- hay mucho más.

A base de auyama también se puede hacer  pudín, brazo gitano, risotto, pan, harina, gratinado, galletas ¡y  hasta batidas!

Por eso la próxima vez que vaya a resignarse a usarla sólo en caldos, recuerde que la auyama da para mucho más.

Aportes nutritivos

Consumir auyama en cualquiera de sus recetas, ya sea en postres, cremas, caldos o puré aporta al organismo hidratos de carbono y betacarotenos.

Es un alimento eficaz para combatir la anemia y  a la vez un excelente desintoxicante  de residuos tóxicos del organismo, según estudios sobre ésta hortaliza.

Además de ese colorcito tan bello que la auyama le otorga a los platos, su uso provee otros beneficios, sobre todo en el área medicinal.

La auyama está indicada en los casos de hipertensión arterial por contener muy poco sodio y bastante potasio. Los que sufren de hipertensión pueden comerla todos los días, pero sin echarle sal.

Las personas que sufren de angina de pecho o que hayan sufrido de un infarto, deberían comer auyama 3 ó 4 veces por semana.

La auyama o calabaza actúa también como un diurético suave sobre el riñón, aumentando la producción de orina y favoreciendo la eliminación de líquido del organismo.

Su  pulpa neutraliza el exceso de acidez en el estómago, pues debido a su riqueza en sales minerales, ejerce una acción suavizante y protectora de la mucosa intestinal y la parte interna del estómago.

La fibra de la auyama es de tipo soluble y actúa como laxante suave, evitando irritaciones en los intestinos. Es muy buena para enfrentar el estreñimiento.

Se recomienda para la prevención del cáncer, lo que demuestra sus grandes cualidades medicinales.

Sabías que…

La cáscara de la auyama    cocida puede comerse,  así como también  sus semillas secas y tostadas. Estas tienen  un  alto contenido en proteína y grasas.    El puré de auyama  es una comida indicada para   los bebés y los demás niños.

Es un regulador de la función intestinal, de los nervios y un fortalecedor del sistema óseo, según estudios realizados sobre esta hortaliza.

Receta

Flan de auyama

l taza de maicena

l taza de leche de coco

2 latas de leche evaporada

l lata de leche condensada

2 libras de auyama

l/2 taza más 2 cucharadas de azúcar

l cucharada de margarina

l cucharada de vainilla

l astilla  de canela 

Preparación.  Pele la auyama y córtela en cuadritos, lávela bien y póngala a hervir hasta ablandar. Redúzcala a puré. Licue el puré con la leche de coco, échelo  junto con los demás ingredientes y lleve a fuego medio, hasta que se cocine bien. Ponga caramelo en un molde, vierta el preparado en éste, deje enfriar a temperatura ambiente y luego lleve a la nevera. Adorne con ciruelas, cerezas o ambas a la vez.

Las claves 

  1. Para conservar

Una auyama sin picar puede durar hasta un mes a temperatura ambiente si la coloca en un lugar fresco y seco. Una vez que pique la auyama, deberá guardarla en la nevera envuelta en papel de plástico, donde se conservará de tres a cuatro días. 

  1. Para picar una auyama

Es difícil picar una auyama en casa; es recomendable comprar sólo el trozo que va a utilizar. Si lleva la auyama completa, colóquela sobre un paño de cocina grueso. Inserte un cuchillo suficientemente grande cerca del tallo y corte cuidadosamente hacia abajo. Dele un giro de 180 grados a la auyama y termine de cortarla. 

  1. Para eliminar las fibras y las semillas

Utilice una cuchara de madera para retirar las fibras y las semillas de la auyama. También puede cocinar la auyama con las fibras y eliminarlas después.

 

FUENTE: Artículo “Auyama delicia y color en la cocina”, HOY 29 Octubre 2009, POR MILLIZEN URIBE. Artículo ¡Ummm!, exquisito flan de auyama, HOY 24 febrero 2011,  por Nelly Ramírez
Share.

Leave A Reply