Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Las grandes bendiciones de la codiciada lechuga

0

Utilidad. Mayormente se consume en ensaladas y en platos de entrada. (rixie uribe )

POR RIXIE URIBE

Sus diferentes variedades presentan valores nutritivos

Es una hortaliza popular, muy recomendable por su papel curativo y regenerativo. Es de gran ayuda en el proceso de purificación sanguínea, además es diurética, limpiadora intestinal y aperitiva.

Uno de los acostumbrados alimentos de nuestra civilización, reconocida por griegos y romanos, que la cultivaban y se beneficiaban de todas sus propiedades alimenticias.

Es un ingrediente de nuestra alimentación por excelencia, y su sabor fresco y suave combina con casi todos los ingredientes de nuestras ensaladas diarias.

Su nombre científico es “Lactuca sativa”. Se encuentra ampliamente cultivada en todo el mundo, presentando numerosas variedades.  Algunas veces aparece asilvestrada.

Las lechugas son ricas en fibras y con componentes muy saludables para un buen comer.

Como además beneficia grandemente al sistema nervioso, resultaría de suma utilidad ingerir diariamente un buen plato de hojas de lechuga crudas, en ensalada, aderezada solamente con un poco de limón y un buen aceite de oliva al gusto.

Favorece la digestión, estimula la formación de bilis, es refrescante, rejuvenecedora, desintoxica la sangre, favorece la formación de orina, impide las fermentaciones intestinales y de todo el aparato digestivo.

Resulta también de gran utilidad para los anémicos. Esto se debe a su riqueza en minerales, particularmente en lo que se refiere al tan necesitado hierro.

Entre sus vitaminas están: las B, C y A, en ese orden de importancia. Siendo portadora de muchas más y otros minerales.

Para sus cuidados en casa

Según Frank Bencosme, experto en agronomía, para su conservación hay que evitar almacenar lechugas junto con manzanas, peras o plátanos (estas frutas sacan gas etileno natural para la maduración, que hará que se pudra más rápido).

Esta hortaliza debe prepararse momentos antes de servir y empezar a lavarla muy bien con agua fría. Las hojas un poco marchitas se recobrarán sumergiéndolas en agua fría con hielo por algunos minutos.

No corte ni aderece mucho antes de servirlas, aparte de deteriorar la vitamina C, pierde su aspecto y sabor crujiente.

Otros beneficios en su uso

Rica en minerales como calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio y pequeñas cantidades de cobre, hierro y zinc. Su contenido en fibra previene el estreñimiento padecido por muchos.

El zumo de lechuga es magnífico para tratar las inflamaciones, para ello se aplica en forma de compresas en las regiones afectadas.

Importante en la alimentación para quienes tienen problemas para dormir porque favorece la somnolencia.

Fuente: El Caribe

 

Share.

Leave A Reply