Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Mascarillas caseras

0

Mascarillas_caserasLISTÍN DIARIO / 7 DE JUNIO DE 2014

Tu rostro más saludable

Las mascarillas caseras se hacen a base de sustancias naturales y comunes. Sus ingredientes naturales que mantienen el estado saludable y fresco de tu rostro están cerca de ti, aunque no lo creas.

Existen varios tipos de piel: la grasosa, la seca y la mixta. Esta última es un tipo de piel del rostro que presenta zonas grasas y zonas secas. Cada tipo de piel se trata de manera distinta por lo que es conveniente que, primero, te informes cuál es tu tipo antes de aplicar tratamientos.

Esas imperfecciones que surgen en el rostro tienen solución, solo debes preparar estas mascarillas caseras una vez por semana.

Para piel Seca

La cosmetóloga aconseja la mascarilla de maní. Para prepararla, solo debes moler o triturar los maníes hasta que queden lo más pulverizados posible y el resultado del maní mézclalo con una cucharada de miel y aceite de oliva y deja actuar por 15 minutos y retira con agua tibia. Si no tienes maní, puedes mezclar la yema del huevo con una cucharada de miel y ese líquido espeso aplícalo por la misma cantidad de minutos.

Para piel grasa

Mascarilla de avena. Para elaborarla debes cocer tres cucharadas de harina integral de avena, luego debes colar el líquido resultante y poner sobre el rostro y dejar que actúe por media hora y retirar con agua tibia. También puedes optar por preparar el tomate bien maduro con dos cucharadas de yogur natural y jugo de limón.

Para piel mixta

Para este tipo de piel solo necesitas Pepino y yogurt. Licúa el pepino hasta que quede un puré y luego mézclalo con yogurt, una o dos cucharadas según la cantidad del puré de pepino. Esa mezcla la colocas  en tu rostro por 20 minutos.

Para suavizar, tonificar y reafirmar.

Debes calentar miel hasta que esté más líquida, pero sin dejarla quemar. Al retirarla del fuego, cambia el líquido a un recipiente de metal y déjala por unos minutos en agua tibia, cuando notes que esté más suave procede a colocar en tu rostro con una espátula. Para tonificar y reafirmar la piel puedes rayar zanahorias y mezclarlas con clara de huevo, en este caso debes retirarla de tu rostro con agua fría.

Con estas mascarillas supereconómicas y, sobre todo naturales, tu rostro podrá permanecer radiante y saludable. No esperes más, ¡manos a la obra!

Share.

Leave A Reply