Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

¿Serán los intestinos?

0

DIARIO LIBRE / 09 DE ABRIL DE 2014 / POR HIMILCE AMELIA TEJADA

¿Hace una buena digestión? Si está sufriendo de migrañas o alergias últimamente, la respuesta bien puede ser “no”.

SANTO DOMINGO. La digestión es el proceso mediante el cual el cuerpo descompone la comida en nutrientes; absorbe los nutrientes y desecha lo que no necesita. Se oye sencillo, pero para muchas personas no lo es.

En el intestino viven trillones de bacterias beneficiosas que son la base para todo el proceso anterior: desde manufacturar ciertas vitaminas

hasta ayudar que ocurran los necesarios movimientos intestinales. Estas bacterias afectan nuestra salud de formas que ni se imagina, empezando con nuestro sistema inmune.

A mucha gente ni se le ocurre que nuestro intestino es una virtual zona de guerra y vive bajo continuo ataque: mucho de lo que comemos, incluso el aire que respiramos, contiene virus y bacterias perjudiciales. Cuando el intestino funciona adecuadamente y las bacterias “buenas” están bien entrenadas y en posición de combate, la flora local secreta ácido, y hace el ambiente insostenible para el microorganismo invasor.

Los investigadores están descubriendo otras formas en las que nuestro ecosistema interno juega al balance con nuestra salud, previniendo desde alergias y obesidad, hasta problemas cardiacos.

¿Cómo puede ayudar a su intestino?

Para mantener un intestino saludable, lo primero es buscar el balance ganador entre bacterias “buenas” y “malas”, favoreciendo la digestión.

Una dieta con preeminencia de vegetales es un buen inicio, que incluya una adecuada cantidad de fibra y grasas saludables; comida fermentada como el yogurt y una mínima cantidad de azúcar y alimentos procesados.

Y por otro lado, intentar relajarse. Porque el estrés es el peor inhibidor de los intestinos y la digestión, incluso puede alterar el balance bacteriano.

Fuera de lo anterior, existen algunos “suplementos” que ayudan a sus intestinos a funcionar mejor.

Probióticos: el uso de antibióticos, el azúcar excesiva y el estrés pueden alterar el balance bacteriano en sus intestinos. Consumir un suplemento de bacterias “buenas”, también conocidos como probióticos, ayuda a restablecer el balance, fortaleciendo el sistema inmune y previniendo una amplia variedad de problemas de salud, incluyendo infecciones causadas por hongos.

Los probióticos se encuentran en abundancia en el yogurt con cultivos vivos.

Jengibre: dicen los naturistas que el jengibre incrementa el “fuego” intestinal. Este fuego fuera de balance, que se origina por comer en exceso, consumir alimentos contrarios a su constitución, o comer mientras se está estresado o triste, es la causa de numerosos problemas metabólicos, inmunes, incluso crónicos.

Si le interesa una aproximación naturista, consuma una taza de té de jengibre antes de comer. Si puede soportarlo, corte un trozo fino de jengibre fresco, vierta un poco de zumo de limón por encima y una pizca de sal marina. Nota importante: si padece de gastritis no debe intentar esta idea; el jengibre agrava la condición.

Linaza molida: La linaza es un prebiótico, un nutriente no digerible que sirve de alimento para las bacterias buenas en el intestino ayudándolas a que florezcan y crezcan. Pero hay algo más, la linaza es alta en fibras, lo que significa que ayuda a facilitar el tránsito intestinal evitando una amplia gama de problemas relacionados con el estreñimiento, por solo citar algunos.

Es recomendable que mantenga refrigerada la linaza molida, que tiende a ponerse rancia. Mezcle dos cucharas con el yogurt o sobre el cereal de desayuno diariamente.

En nuestros intestinos suceden cosas que la mayoría de nosotros no podemos “procesar” con nuestro entendimiento, pero que de alguna manera nos mantienen de pie. Hay que cuidarlos, con cariño, para evitar tapones.

himilcetejada@live.com

Share.

Leave A Reply