Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Alerta sobre el cambio climático

0

DIARIO LIBRE / 1 DE AGOSTO DE 2015 / POR ING. MÁXIMO SIMÓ FERNÁNDEZ

Recientemente, la organización de las Naciones Unidas (ONU) emitió una alerta sobre la inacción contra el cambio climático, en donde confirmaba que el nivel global de gases de efecto invernadero está aumentando rápidamente, y que un retraso en la toma de medidas reduciría las opciones para el manejo de los peores impactos del cambio climático.

Esta afirmación preocupante surge del borrador final del informe (AR5) del panel del “Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático” (IPCC por sus siglas en inglés), organismo patrocinado por la ONU, cuya misión es proporcionar la base científica para negociaciones sobre el clima. El documento firmado el 27 de septiembre del 2013 por los países signatarios, indica que el cambio climático está ocurriendo ahora, que es cada vez peor, y es más cierto que nunca que los seres humanos son la causa, a pesar de las políticas nacionales y los esfuerzos internacionales encaminados a mitigar el cambio climático. Las dos principales razones del incremento en las emisiones son el crecimiento económico y la expansión demográfica. El mayor contribuyente a las emisiones globales resulta la quema de combustible y carbón. Al subir la demanda de energía y el creciente uso del carbón para generar electricidad, los expertos calculan que las emisiones del sector se duplicarán o triplicarán para el año 2050. No hay dudas de que el planeta se está calentando, evento este que podemos confirmar, ya que el aumento del nivel del mar se ha acelerado, la velocidad de retirada del hielo marino del Ártico se ha duplicado, el derretimiento de los glaciares y capas de hielo está ocurriendo más rápido y los océanos se están acidificando. Panorama que nos entrega una imagen impactante de cómo el planeta continuará cambiando, mientras la contaminación con carbono crezca vertiginosamente.

El Quinto Informe del IPCC indica que de comenzar ya a reducir la contaminación de carbono, seguiría siendo posible mantener el calentamiento global por debajo del umbral acordado a nivel internacional de 2°C, ya que de permitirse un calentamiento mas allá de 2°C, el cambio climático se convertirá en algo mucho más impredecible, siendo mucho más difícil adaptarse a sus impactos, y muchas más personas y especies se verán afectadas. El planeta ya está reaccionando al maltrato a que lo hemos sometido. Producto de esa actividad humana implacable, se han suscitado fenómenos inusuales como las recientes heladas en el Este y Sureste Norteamericano así como el paso del Huracán Sandy por el Estado de New Jersey y la ciudad de New York en Octubre del 2012. Otros datos relevantes que confirman lo expuesto es que entre los años 1880 y 2012, o sea, en 132 años, la temperatura subió 0.85°C, sin embargo, según los estudios realizados, se prevé que de ahora al año 2100 la temperatura podría subir entre 1.5°C y 4.5°C. Por igual, el nivel del mar entre los años 1901 y 2010 subió 0.19 mts. y se prevé que para final de este siglo, el nivel del mar subirá entre 0.26 mts. y 0.82 mts.

Recientemente, nuestras playas del litoral este y sur se han visto afectadas por las algas “Sargassum Fluitans” procedentes del Mar de los Sargazos, las cuales están incidiendo en el sector turístico y pesquero de nuestro país, problema este que se está presentando en el área del Caribe desde el año 2011 producto de un desbalance ecológico a propósito del cambio climático que está generando el aumento del CO2 en la atmósfera. Se calcula entre 4 y 11 millones de toneladas la cantidad de biomasa que se genera en esa zona, la cual se mantiene girando en el sentido de las manecillas del reloj y que hace presencia desde la costa occidental de África hasta el Caribe mexicano y desde Nueva Escocia hasta las costas venezolanas. Este año la presencia de estas algas en la República Dominicana ha sido mayor que en años anteriores, lo que da lugar a preocupación y a la búsqueda de una solución inmediata o paliativo, la cual consistiría en la limpieza y recolección de dichas algas en las zonas más susceptibles a nuestro habitad. A pesar de que la presencia de estas algas tienen efecto negativo en el sector turístico y pesquero, tiene una parte positiva desde el ámbito de protección ambiental, ya que sirven de protección contra la erosión costera. Como ya tenemos un problema, cuya solución definitiva es a largo plazo, siempre y cuando el planeta pueda rescatar su ecosistema implementando fuertes políticas de recuperación ecológica por parte de la Humanidad, podríamos sacarle algún provecho a este mal que nos aqueja, ya que estas algas de color marrón, poseen una gran cantidad de minerales tales como, potasio, fósforo, sodio, magnesio, calcio, hierro cobre y zinc, los cuales son usados en la industria alimenticia , médica y cosmetológica, además de Omega 3 y 6, Beta-carotenos y vitaminas. Las algas Sargassum Fluitans contienen alginatos, sustancia esta usada en odontología y en la llamada cocina molecular, esta última, basada en técnicas propiciadas por el afamado Chef español, Ferrán Adriá.

En el libro “Una Verdad Incómoda” del ex vicepresidente norteamericano Al Gore se aprecia en una fotografía satelital de la Isla Hispaniola, todo el territorio haitiano seco y totalmente desprovisto de vegetación y justamente a partir del lado dominicano, la foto muestra una superficie verde cubierta de una vegetación lozana. Este agudo contraste representa las diferentes culturas y costumbres de las dos poblaciones de la isla. Haití, un país digno de una mejor suerte (fue el primer país de América Latina que logro su independencia el primero de Enero del 1804) mantuvo la cultura de quemar carbón vegetal y una población de 10 millones, por lo menos, de habitantes, extermino todos los bosques y prácticamente sus demás recursos ortodoxos, mientras la República Dominicana establecía controles adecuados para salvaguardar sus reservas forestales e hídricas en niveles aceptables de explotación. Ahí tenemos un ejemplo indiscutible de cómo, al doblar de la esquina, la mano del hombre es capaz de destruir en poco tiempo, sus recursos naturales, azuzando de esta manera el crecimiento de la pobreza y la miseria de una población.

En enero del año 1998, publicamos en la prensa nacional, el artículo titulado “El Niño, un nuevo fenómeno climatológico” en el cual explicábamos en qué consistía dicho fenómeno y su repercusión en el planeta. Con la publicación del mencionado artículo, iniciamos una serie de conferencias en las diferentes universidades nacionales así como intervenciones en distintos medios de comunicación con la finalidad de ir creando conciencia en la población acerca del cambio climático que ya se iniciaba. Precisamente el año 1998 ha sido el año más cálido jamás registrado, producto de la combinación del fenómeno climatológico conocido como El Niño y el calentamiento global. Las altas temperaturas registradas en lo que va de este año, parecen indicar que se va a superar esa cifra.

Debemos asumir ya la responsabilidad de preservar el planeta. No es cuestión sólo de gobiernos, esto es un asunto que nos concierne a todos y a cada uno de nosotros como individuos. La Madre Tierra gime, llora y se estremece ante nuestros continuos ataques. No nos permitamos la barbarie no sólo de eliminar nuestro hábitat natural, sino de impedirle a las generaciones futuras el disfrute del lugar más perfecto, bello y acogedor del Universo conocido, … El Planeta Tierra.

El autor es ingeniero Civil / Sanitario / Ambientalista.

Share.

Leave A Reply