Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Protección del Ártico por Estados Unidos y Canadá

0

 

La protección del Ártico de la sobre explotación pesquera y de la extracción de combustibles fósiles es una preocupación constante de los activistas. No en vano, se trata de un ecosistema muy vulnerable, de cuyo equilibrio depende también el del planeta.

Entre las amenazas que se ciernen sobre él, no puede dejar de mencionarse el cambio climático. De hecho, todos los factores que atentan contra la región ártica están interrelacionados de un modo u otro, agravando la situación.

Proteger el Ártico es combatir el cambio climático

En este caso, seguir fomentando la actividad relacionada con la extracción de hidrocarburos en el Ártico aceleraría el deshielo en los polos. Además, hacerlo supone seguir apostando por un modelo alejado de los avances necesarios en el logro de una sociedad global baja en carbono.

Por suerte, Estados Unidos y Canadá han dado un paso decisivo para evitarlo. En una declaración conjunta, ambos países han anunciado recientemente el bloqueo de la concesión de perforaciones de gas y petróleo en una vasta área de aguas del Ártico y el Atlántico.

Barack Obama toma la medida como protección ante la llegada al poder de Donald Trump, concretamente el próximo 20 de enero. Para hacerlo se ha amparado en la Outer Continental Shelf (Ley del suelo de la plataforma continental), una normativa de 1953 que ha permitido proteger una gran extensión de las aguas federales de prospecciones de gas o petróleo de forma definitiva.

Las medidas tomadas son una excelente noticia para la preservación de las especies de la zona, como el simbólico oso polar. Pero, sobre todo, es clave recordar el papel clave que tiene el Ártico en el clima mundial.

Por un lado, el deshielo iría a más de forma mucho más rápida, y por otro esta masa blanca refleja la energía solar, con lo que ralentiza el calentamiento del planeta. De igual modo, si se sigue abusando del petróleo y sus derivados, su misma combustión incompleta produce carbono negro, que también se va acumulando en la superficie helada, impidiendo que realice la mencionada función. En otras palabras, se absorbe más la luz solar y, por lo tanto, aumenta el deshielo.

Share.

Leave A Reply