Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Productos de limpieza doméstica pueden ser muy contaminantes

0
Las personas que laboran en limpieza aumentan los riesgos a enfermedades respiratorias, por lo que deben protegerse más ante la exposición constante.

Las personas que laboran en limpieza aumentan los riesgos a enfermedades respiratorias, por lo que deben protegerse más ante la exposición constante.

HOY / 31 OCTUBRE 2010 / REPORTAJE / POR ODALIS MEJIA

Advertencia. No todas las etiquetas de los productos químicos contienen suficiente información sobre el riesgo al que se exponen los consumidores y los especialistas advierten incrementos de afecciones respiratorias.

Los químicos usados en el hogar u oficinas para la limpieza y eliminación de insectos y polillas son también una fuente de contaminación al organismo que muchas veces degeneran o incrementan las afecciones respiratorias, de la piel y alergias.

Los hogares u oficinas están llenos de sustancias químicas potencialmente peligrosas como son  limpiadores de hornos (lejía), de inodoros, losas, destapa cañerías, polvos para lavar la ropa, cloro, ceras para el piso, pinturas y pesticidas.

Las exposiciones  se  han incrementando a partir de una guerra de productos de limpieza que ofrecen una rápida solución a lugares sucios. A los consumidores se les ofrece varias alternativas de limpieza para un mismo lugar de la casa o del negocio. Por ejemplo para limpiar el baño hay que usar un producto para el inodoro,  otro para las losas, el lavamanos y el piso. Igual sucede para las cocinas.

Sin embargo, algunos de esos envases no siempre detallan los ingredientes activos que contienen ni sus niveles de toxicidad al organismo humano, animal o vegetal.

De acuerdo con el neumólogo  Plutarco Arias la  incidencia de   enfermedades respiratorias como asma y rinitis alérgica  anda entre el 15 y el  20 por ciento, convirtiéndose   en las primeras causas de ingresos hospitalarios y de asistencia a emergencias en centros públicos y  privados.

Expresó que los factores de riesgos están dados por la contaminación ambiental, hacinamiento, desnutrición y enfermedades debilitantes junto con enfermedades inmunocomprometedoras como son los enfermos crónicos renales, hepáticos, seropositivos HIV, diabéticos y con cáncer sistémico.

En el caso de las personas que tienen contacto directo con  químicos para la limpieza, Arias señaló que estos pueden ser afectados por afecciones que empiecen con hiper reacticidad bronquial que es una respuesta exagerada del árbol respiratorio a estímulos agresores externos como los detergentes.

Refirió que es frecuente afección de rinitis alérgica así como episodios de broncoespasmos que pueden ir de leve a moderado y, en algunos casos, hasta severo, poniéndose de manifiesto un cuadro clínico de crisis asmática y/o asma bronquial.

Otra situación que llama la atención, expresó Arias, es que  en los últimos años se ha descubierto  una “bronquiolitis obliterante” en personas que trabajan en las áreas de limpieza, afección  que con el paso  del tiempo  puede convertirse en una  “neumopatía o fibrosis intersticial”  enfermedad poco conocida, pero de progreso irreversible.

Advierte que el uso prolongado de estos químicos es capaz de llevar al paciente una patología irreversible como la fibrosis pulmonar.

Alergias.  En tanto que la alergista Patricia Latour Staffeld explicó que las alergias son  una respuesta exagerada a estímulos por naturaleza inocuos, que al final de cuentas acaban produciendo una respuesta de inflamación en el órgano que sea agredido o que el sistema inmune decida escoger para expresarla.

Recordó que la inhalación de detergentes fuertes como cloro, lejías, amoniaco, sprays ambientadores, insecticidas, destapadores de canerías, combustibles, humo de cigarrillo, perfumes muy fuertes, humo de vertederos de basura, pintura, fumigaciones, y contaminacion ambiental por exhalaciones de vehículos de motor sobre todo por motores diesel, plantas eléctricas, definitivamente pueden actuar como fuertes irritantes de las vías aéreas y disparar los mismos síntomas incluso de manera aguda.

Explicó que los estimulantes de alergias o alergenos como el polvo, los ácaros del polvo, el pólen, las  esporas de hongos de humedad (moho), las proteínas de animales ( gatos, perro, etc),  alimentos o algunos medicamentos van a producir una variedad de síntomas que serán expresado en el tracto respiratorio empezando por la nariz, produciendo rinitis alérgica (pituita), asma bronquial, tos crónica, sobre todo nocturna, la dificultad para respirar  en las noches o haciendo ejercicios , incluso subiendo escaleras, son síntomas de asma sin que aparezca el famoso silbido.

Citó que en el caso de la inhalación de gases de motores diesel aumenta la permeabilidad de las vías aéreas, favoreciendo además la penetración en las mucosas de los alérgenos  ambientales, empeorando más el problema.

 

Recomendaciones.

El doctor Arias recomendó a las personas, principalmente a las amas de casas o trabajadoras domésticas para el uso de los productos del hogar, ser cuidadosos al vertir estos productos químicos en los recipientes, pisos, inodoros y demás superficies no exponiéndose directamente a la inhalación de los productos por el aparato respiratorio.

Indicó que el uso de sustancias químicas volátiles en el interior de los hogares y oficinas cuando sea necesario es importante que esté acompañado de una buena circulación de aire y buena ventilación. Por esto es importante dejar abiertas puertas y ventanas por lo menos 30 minutos mientras y después que se usan estos productos químicos.

Apuntó que un consejo importante para las casas donde habitan asmáticos es evitar barrer las habitaciones produciendo gran movimiento de polvo, por lo tanto, lo más recomendable es el lavado y trapeado de las habitaciones con agua; y si está a su alcance, hacerlo con una aspiradora. Además recomendamos el uso de acaricidas para los colchones y las almohadas.

De su lado Latour  recomienda evitar la exposición a los químicos fuertes, pero que si es imposible por obligación laboral, son el uso de mascarillas, el lavado con solución salina de las fosas nasales, y el uso medicamentos preventivos como  antiinflamatorios y broncodilatadores.

Ambos especialistas sugieren además  evitar el contacto manual con estos elementos, mediante el uso de guantes  para prevenir los síntomas dérmicos, así como el  uso  de mascarillas protectoras para cubrir la nariz y la boca  y el uso de guantes para  así eludir cualquier roce de la piel con esos químicos.

 

Las frases

Plutarco Arias

Las amas de casas o trabajadoras domésticas para el uso de los productos del hogar, ser cuidadosos al vertir estos productos químicos en los recipientes o superficies”

Patricia Latour

Se debe evitar la exposición a los químicos fuertes, peso sí es obligación   usar mascarillas,  solución salina de las fosas nasales y medicina  preventiva”

Las claves

  1. Contaminación

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el 2006, por causa de la contaminación ambiental se produjeron dos millones de muertes en el mundo y eso hizo que este año del 2010, las sociedades especializadas del mundo de medicina declararán al mismo como el año del pulmón.

2.-  Asma

El  Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de  Barcelona , la tasa de asma aumenta un 20% en personas expuestas a inhalación de cloro, amoníaco, disolventes, quita manchas y otros.

 

Alternativas

La Fundación Agricultura y Medio Ambiente (FAMA) plantea alternativas  para el control de plagas domiciliarias, al señalar la peligrosidad en el hogar o jardines de los plaguicidas. Indica  que  lo más importante es evitar  crear lugares donde ellas puedan alimentarse, esconderse y reproducirse.

En el caso  de las pulgas sugiere asear periódicamente la vivienda y aspirarse  el  polvo o tierra del piso y alfombras y mover muebles, camas y otros enseres. Asear lugares donde duermen o permanecen perros y gatos y esparcir semillas de manzanilla, lavanda o cilantro en su  canasto.

Para las cucarachas se sugiere limpiar los rincones de la casa con agua de jabón y vinagre;  esparcir en sus escondites una mezcla de yeso en polvo, harina y azúcar y   usar pepino en rodajas como repelente.  Contra las hormigas se recomienda aplicar una infusión de tabaco y rodear los sitios predilectos  con una muralla de azufre; emplear mostaza molida, alcanfor, clavo de olor en polvo, azúcar con bórax y yeso con azúcar. Para las moscas se sugieren  atraparlas con papeles pegajosos de aceites o resinas. Para los mosquitos se sugiere  eliminar las aguas estancadas, retirar los envases, depósitos, colectores de agua y llantas de los alrededores. Ahumar con hierbas aromáticas tales como salvia y romero para repelerlos;  usar un recipiente con agua y jabón para que los mosquitos coloquen sus huevos y estos no den origen a larvas y posteriormente adultos.

Con los ratones se debe evitar su entrada a  las viviendas y lugares de almacenamiento con trampas y asegurar una adecuada eliminación de basuras, así como un  correcto resguardo de alimentos en recipientes herméticos.

( o.mejia@hoy.com.do)

Share.

Leave A Reply