fbpx
Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

Vertedero de La Vega, uno de los más avanzados del país

0

Vertedero_de_La_Vega_uno_de_los_mas_avanzados_del_pais_LISTÍN DIARIO / 11 DE ABRIL DE 2015 / POR SANTIAGO BENJAMÍN DE LA CRUZ

POR UNA CIUDAD SALUDABLE

Después de más de 30 años de hedor, putrefacción y contaminación, en 2010 se produjo “el milagro” al convertir en cosa del pasado los males que dejan los desechos.

La Vega. El problema de la basura en La Vega era el retrato del desorden y el caos. Esta ciudad mantenía un vertedero creado hace más de 30 años que no daba abasto para la cantidad de basura que se producía. La contaminación y las enfermedades eran el pan de cada día para los habitantes cercanos a un vertedero que estaba obsoleto.

En el 2010 aun se conservaban los desperdicios de basura que fueron depositados en el lugar desde su creación. Todas las administraciones pasadas acudían a la quema de la basura, lo que provocaba el hedor y la contaminación medioambiental en zonas aledañas.

La implementación de las fosas comunes era la idea que tenía planifi cada Alexis Pérez si ganaba las elecciones municipales, un método que consiste en sepultar la basura y así contribuir con la preservación del Medio Ambiente, impidiendo de esa manera la constante humareda que provoca la quema de basura.

Modificación del vertedero
Según explica el alcalde, lo primero que comenzaron a desarrollar fue la reconstrucción de la carretera que dirige al lugar, para poder crear accesos internos favorables para la entrada y salida de los camiones de basura y así comenzar con las modificaciones.

“Luego de estabilizadas todas las vías de acceso al vertedero, procedimos a nuestra segunda fase, apagar todo el incendio que había en el vertedero, ya que ese es el mecanismo utilizado para la eliminación de basura”, explica Pérez.

Después de apagar el incendio -dice- se comenzaron a dividir los espacios para la creación de las fosas, creando la primera fosa común antes de concluir la primera gestión como alcalde de La Vega. Todo el proceso se desarrolló bajo la fi scalización del Ministerio de Medio Ambiente.

En la primera fosa se comenzó a depositar toda la basura que es- taba en el lugar desde hacía más de 30 años.

Cuando la fosa llega a una altura determinada de basura se tapa con materiales de relleno, y así se van produciendo más espacios para seguir creando más fosas.

“La vida útil que tiene el vertedero ahora es cinco veces más de la que tenía antes, porque la implementación de estas fosas nos permite reutilizar el espacio para alargar la vida útil del lugar y aprovechar el terreno”, expresa el alcalde.

El Vertedero
Nelson Pérez, encargado de mantenimiento del vertedero, explica que de seis a ocho meses es el tiempo para la creación de una nueva fosa, con la fi nalidad de dejar sepultada la basura. Desde el 2010 se han creado cuatro fosas en el Vertedero de La Vega, y hasta el momento el desarrollo de esta técnica ha tenido como resultado los elogios del Ministerio de Medio Ambiente por la protección al entorno y la satisfacción continua de los residentes.

Pérez afi rma que este método de implementación de un sistema de fosas para sepultar la basura es una idea del actual síndico de la provincia, enfatizando su interés en buscar una solución ambientalmente positiva al problema. Su propuesta fue favorecida por las autoridades de Medio Ambiente y de ese modo se empezó a implementar la creación de fosas para sepultar la basura.

Revela, además, que aparte de la provincia cibaeña hay otras comunidades que depositan su basura en el avanzado vertedero, tales como Guanabano y el distrito de Cutupú. Por lo que reciben unas 500 toneladas de basura cada día, aclarando que esas grandes cantidades de desperdicios que llegan al vertedero pueden variar dependiendo de la época del año.

Una de los tantos buzos que recolectan objetos en el vertedero, para luego venderlos a la empresa de reciclaje.

Una de los tantos buzos que recolectan objetos en el vertedero, para luego venderlos a la empresa de reciclaje.

Antes y después
De acuerdo al encargado, antes había una humareda terrible en el vertedero, evidenciándose en el mal olor que se volvía inaguantable, donde las plagas estaban presentes en todos lados, tanto dentro como fuera del vertedero, los lixiviados (residuos líquidos de basura) estaban presentes por doquier, más los desechos hospitalarios ligados con la basura común, que en la actualidad son depositados en fosas individuales.

Esto y sumado al mal estado de la calle de acceso al vertedero y el exceso de lixiviados provocaba que muchos camiones se dañaran.

Enfatiza que, ahora, con la implementación de las fosas comunes han superado los principales problemas que reinaban en el vertedero, aclarando que han eliminado por completo la humareda, ya que no utilizan el erróneo método de la quema de basura.

Afi rma que ya no hay mal olor, porque no hay razones para que haya, los lixiviados se han eliminado en su totalidad, y revela que han separado por completo los desechos hospitalarios de la basura común.

“Cuando ves que están controlados en un 100% los desechos hospitalarios, en un 100% los lixiviados, en un 90% las plagas, en un 95% los malos olores y en un 100% la humareda, se puede confi rmar que se tiene un vertedero saneado, que no tiene problemas secundarios y que motiva a que los demás municipios imiten este gran ejemplo que hemos implementado en la provincia de La Vega”, explica Pérez.

Así luce actualmente el vertedero de La Vega, el que muchos de los residentes comparan con un gran campo de beisbol.

Así luce actualmente el vertedero de La Vega, el que muchos de los residentes comparan con un gran campo de beisbol.

(+)
VIVIR DE LA BASURA YA NO ES PELIGROSO

Los buzos
Los buzos son las personas que se encargan de recoger objetos en los basureros para venderlos o utilizarlos de la manera que crean más conveniente, ellos han sido de los beneficiados directos con las modificaciones del vertedero. Antes no podían durar mucho tiempo en el lugar por el exceso de humo negro y el desagradable hedor que emanaba, ahora consideran “bucear” como un trabajo normal.

Nelson Pérez revela que después de la implementación del sistema de fosas comunes en el vertedero de La Vega, la recolecta y posterior venta de basura que hacen los buzos se les ha facilitado. El orden con el que se maneja la basura después del cambio hace que ellos puedan recoger lo que deseen de forma más fácil.

“A la entrada del vertedero hay una fábrica de reciclaje, ellos no pertenecen al ayuntamiento, pero les pagan a los buzos para que recolecten los desperdicios que ellos quieren. La alcaldía les hace ciertas exigencias a ellos para que mantengan la armonía, pero no les cobramos nada, todo lo que recogen es para venderlo a la empresa que recicla”, explica el encargado de mantenimiento del vertedero.

Actividades
“Al llegar al vertedero de La Vega, sino te dicen que es un basurero, no te vas a dar cuenta que lo es”, afirma el alcalde Alexis Pérez, por lo que realizarán un torneo de Softball con municipios cercanos a la provincia y con invitados extranjeros.

El alcalde afirma que están hablando con el Ministerio de Deportes para que se desarrolle un torneo en un play que está en un vertedero, algo nunca antes visto en el país.

Revela que hasta han cocinado, pues en el lugar no hay moscas y cumple con todos los estándares medioambientales, por lo que aclara que le han sacado el mejor provecho, creando así un vertedero con un terreno verde.

Share.

Leave A Reply