Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

El grito de Jarabacoa

0
FOTO: CLAUDIOCONCEPCION.COM

FOTO: CLAUDIOCONCEPCION.COM

HOY / 09 DE AGOSTO DE 2015

Jarabacoa no es el único punto del país en que la depredación de ecosistemas es una grave amenaza, pero su gente es pionera en plantarle el frente a esa barbaridad. Las autoridades municipales, por medio de resolución, han reaccionado contra el libertinaje en la tala de árboles y extracción de materiales de los ríos, prohibiendo estas actividades dañinas para el medio ambiente. Cientos de personas marcharon en apoyo a esa decisión que tiene la finalidad de proteger flora, fauna y fuentes fluviales.

República Dominicana es un país sin un programa científico de fomento y explotación de la foresta, pero se da el lujo de ser exportador de carbón vegetal. Dominicanos y sus socios haitianos han constituido una maquinaria que solo tala, pero jamás planta árboles. Y las granceras parecen tener patente para acabar con el país. Pero Medio Ambiente solo reacciona cuando la prensa y los ecologistas disparan las alarmas por la depredación ambiental.

Los gobiernos de todos los municipios deberían imitar al de Jarabacoa y emitir resoluciones con prohibiciones específicas para frenar la destrucción ecológica. Los legisladores deberían revisar y modificar en cuanto sea necesario las leyes de protección del medio ambiente. Hay que reaccionar contra las prácticas que lucran a unos pocos a costa de destruir el ambiente que nos pertenece a todos.

 

 

Share.

Leave A Reply