Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

La industria del carbón cuenta con la anuencia de Medio Ambiente

0
image_content_6944312_20160720171709

Jake Kheel, vicepresidente Fundación Punta Cana, expone ante los miembros de la AMCHAMDR. (Fuente Externa)

SANTO DOMINGO. Jake Kheel, vicepresidente de la Fundación Punta Cana, documentó en su película “Muerte por mil cortes”, el colapso callado que sufren los bosques dominicanos y frente a los miembros de la Cámara Americana de Comercio (AMCHAMDR, por sus siglas en inglés) llamó al país y las autoridades ambientales a frenar la industria a gran escala de carbón que se desarrolla, en ocasiones, con la anuencia de Medio Ambiente.

Su documental versa sobre el comercio de carbón y de cómo este consume los bosques nacionales. Citó el caso específico de la Sierra de Bahoruco, próximo al Lago Enriquillo, donde afirma se da la industria de la quema para suplir una demanda que a menor escala suple el mercado haitiano, donde se estima que más del 80% de la población lo usa para cocinar.

Sus palabras se apoyaban en las fílmicas (parte de la película) de algunos compradores en Haití, que reconocen que no pueden usar gas propano por costoso, y prefieren el carbón porque es más barato.

La industria también suple el mercado de Estados Unidos, donde según los datos que Kheel ha recopilado, República Dominicana compite en cantidad con el carbón que ese país importa de Brasil y otras zonas de Sudamérica. Detrás de ellos no solo están los jornaleros haitianos, sino que participan dominicanos que son “los grandes del negocio”

“Lo peor de todo es que esa actividad se da con la anuencia del Ministerio de Medio Ambiente”, lamenta. Cita el caso de un solo exportador de carbón que el año pasado tenía una licencia para corte de 257,000 árboles al año. Para ese entonces, por lo menos cinco empresarios dedicados a exportar carbón tenían licencias.

Kheel recuerda que el comercio de carbón es una actividad ilegal en el país y que un permiso para corte de árboles no puede hacerlo legal. Cree necesario que se prohíban los permisos para corte de árboles a menos que no sean parte de un plan de manejo.

Con su película, pretende hacer un llamado de atención sobre el tema, y la importancia de los bosques para enfrentar al cambio climático.

Además procura influir en la elaboración de políticas que puedan frenar la dejadez y la amnesia que permite el colapso callado de los bosques, según explicó a la AMCHAMRD y sus invitados al almuerzo mensual que realiza.

Fuente: Diario Libre

Share.

Leave A Reply