fbpx
Tel: 829-256-9034 | Mail: info@ecoportaldominicano.org
Imagen genérica

RD deja de recibir US$350 millones por no reciclar basura

0
La exportación de desechos plásticos, papel, cartón y aluminio, representa alrededor de 30 millones de dólares al año, según el Ministerio de Medio Ambiente, pero el país deja de percibir ganancias por alrededor de US$350 millones, equivalentes a R (Kelvin Mota)

La exportación de desechos plásticos, papel, cartón y aluminio, representa alrededor de 30 millones de dólares al año, según el Ministerio de Medio Ambiente, pero el país deja de percibir ganancias por alrededor de US$350 millones, equivalentes a R (Kelvin Mota)

EL CARIBE / 01 DE SEPTIEMBRE DE 2014 / POR MARÍA TERESA MOREL

Exportación de desechos plásticos, papel, cartón y aluminio reporta 30 millones de dólares al año.

Hace tres años que Wander Valdez dejó de abrirse paso entre los vehículos ofreciendo tarjetas de llamadas y lentes de sol para dedicarse a recoger cartones, papel y botellas plásticas en varios residenciales del centro de la ciudad.

No esconde la vergüenza que al principio le producía la idea de cruzarse con algún conocido mientras rebuscaba entre la basura y que le llamaran “buzo”,  nombre con el que se suele etiquetar a quienes se dedican a este oficio. Sin embargo, ese sentimiento desapareció al poco tiempo, al ver las excelentes ganancias que su labor le reportaba y que le permitían llevar el sustento diario de su mujer y sus cuatro hijos.

Desde muy temprano y hasta que se oculta el sol, Wander recorre los sectores Piantini, Los Jardines del Norte y Arroyo Hondo, donde 30 edificios de apartamentos y ocho colegios de la zona, se han convertido en suplidores fijos de esa basura que él considera un tesoro y que luego vende a una cartonera ubicada en una concurrida avenida a RD$3 el kilo.

“Hay veces que el día está más o menos, pero yo me puedo ganar entre RD$1,500.00, RD$1,200.00 y hasta RD$2 mil, depende de cómo esté el día y la suerte. Pero gracias a Dios siempre uno lleva el pan a su casa sin tener que hacer lo mal hecho”, dice orgulloso.

El joven, de 32 años, que empezó pedaleando un triciclo alquilado, ya tiene una camioneta, dos empleados y el sueño de extender su red de recolección de residuos reciclables en la avenida John F. Kennedy, desde la avenida Máximo Gómez hasta el kilómetro 9 de la Autopista Duarte.

“Yo nunca en mi vida me había imaginado que yo iba a estar recogiendo basura. Quizás en mi campo se asombren de lo que yo hago, pero ese es el logro más grande que yo he tenido en mi vida. Para mí es un orgullo recoger mi material y le pido a Dios que me ayude a seguir adelante y mañana pueda decir: me sacrifiqué, pero ahora me toca comer sentado”, dice con ilusión.

El ejemplo de superación de Wander ha motivado a muchas otras personas a incorporarse a esta peculiar labor, y poco a poco el ejército de recolectores de basura reciclable va en aumento, aligerando la carga de desechos que llega al vertedero de Duquesa y al mismo tiempo, alimentando a una industria que crece vertiginosamente.

Exportación de basura

Actualmente, la exportación de desechos plásticos, papel, cartón y aluminio, reporta alrededor de 30 millones de dólares al año, según reveló el asesor en materia de residuos sólidos del Ministerio de Medio Ambiente, Domingo Contreras, quien agregó que el país apenas recicla el 8% de los desechos que produce.

Sin lugar a dudas, se trata de una actividad que podría generar grandes beneficios económicos, ambientales y de salubridad al país, tomando en cuenta que diariamente se producen unas 11 mil toneladas de basura, de las cuales, 4 mil tienen potencial para ser reutilizadas.

Al hacer los cálculos, Contreras estima, que el país deja de percibir ganancias por alrededor de US$350 millones, equivalentes a RD$15 mil millones.

Pero las ventajas del reciclaje no sólo se limitan al tema económico, ya que su aplicación disminuye drásticamente la presión sobre los recursos naturales.

Por citar un ejemplo, la recuperación de una sola tonelada de papel evita que se corten 17 árboles y que se consuman 50,000 litros de agua y más de 300 kilogramos de petróleo.

“No es solo la parte económica. Con las últimas lluvias, los drenajes, las cañadas, los ríos, las costas están llenas de estos materiales, que suelen ser el refugio para larvas y mosquitos generadores de enfermedades y problemas sanitarios, o sea, el tema de reciclaje también tiene un componente de salud importante, de cuidado ambiental, educación y economía, esos cuatro elementos de manera integrada”, agrega Domingo Contreras.

“Pagar dinero para botar dinero”

El también aspirante a la Alcaldía del Distrito Nacional por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), critica el hecho de que el Cabildo que produce la mayor cantidad de basura del país, “pague dinero para botar dinero”, ya que cada tonelada de las 3 mil que las empresas recolectoras transportan al vertedero de Duquesa cuesta US$50.

“Una parte de esos materiales es sacado por los buzos, o sea que el ayuntamiento pudiera poner un incentivo, sea en los puntos limpios, sea en la separación en la fuente de origen, que es lo que aspiramos, y tiene la posibilidad de que cada vez que evita que una tonelada de basura llegue a Duquesa se economice 50 dólares, además de los otros componentes de que estamos hablando”, sugiere.

Ginny Heinsen, del Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF), entidad pionera en promover la cultura de las 3Rs, en colaboración con la Agencia de Cooperación del Japón (Jica) desde el año 2000, que exhorta a la ciudadanía a reducir, reusar y reciclar los residuos sólidos, tampoco entiende por qué los gobiernos locales no convierten el problema de la basura en una oportunidad.

“Yo me pregunto, ¿por qué el alcalde del Distrito Nacional no ha asumido el tema, por qué nunca lo ha esbozado, por qué? Usted sabe que por cada tonelada de basura los munícipes debemos pagar 50 dólares, y haga la matemática: por cada tonelada que se salva en la industria del reciclaje, se enriquece la vida de la gente que vive de eso, las industrias, la exportación. Son 50 dólares menos que hay que pagar. ¿Por qué no se enfrenta eso que es un ganar-ganar para todos? Yo quisiera que el alcalde me respondiera eso, porque no tiene sentido”, dice.

Comienza a forjarse una cultura

No obstante, la directora del programa de las 3Rs, dice que ante la desidia municipal el sector privado ha ido forjando la cultura y la conciencia ciudadana en torno al reciclaje, diseminando el mensaje en universidades, escuelas, colegios y entidades comunitarias.

“Hay un hambre de participar en el tema y lo que nosotros hacemos es llegar a donde nos permitan nuestros recursos, pero vemos que cada vez hay más instituciones privadas, corporaciones, multinacionales, que entienden que para que a ellos les vaya bien en el futuro deben invertir hoy en la comunidad, y transformar esa comunidad, para que lo que hoy es un problema, mañana sea una oportunidad de negocio, que haya oportunidades de emprendurismo como son los recicladores individuales, que son una herramienta valiosísima pero que está subutilizada”, sostiene.

Afirma que sólo en el Distrito Nacional hay alrededor de mil recicladores que venden lo que recolectan a unas 32 empresas dedicadas al reciclaje.
Una de esas empresas es  Moldeados Dominicanos S. A,(Moldosa), de capital venezolano, que aprovecha el papel y el cartón usado para fabricar cartones de huevos y envases para cadenas de comida rápida.

Moldosa inició sus operaciones en el país en el año 2010 procesando apenas 50 toneladas de cartón local, pero gracias a la alianza estratégica con el Cedaf, hoy capta 700 toneladas, que les permiten exportar a tres países de Latinoamérica.

Aunque el país no cuenta con la plataforma europea, que ha hecho del reciclaje una cultura de vida, Heinsen sostiene que el Cedaf ha llevado el mensaje no sólo a centros educativos e industrias, sino también a sectores vulnerables como Capotillo y los Mina norte, a comunidades como Haina y Boca Chica, con centros de acopio comunitarios y a las provincias de Santiago y Jimaní.

Todos podemos reciclar

Mucha gente piensa que el hecho de que los camiones recolectores viertan los desechos mezclados hace que el esfuerzo de separar la basura en la casa sea inútil.

Sin embargo, Ginny Heinsen, sostiene que separar el cartón, el papel y el plástico de la basura orgánica, facilita la labor de los cientos de buzos que esperan impacientes estos materiales en los vertederos para cambiarlos por dinero.

“Cuando uno de esos 800 camiones llega a Duquesa a verter, y esa gente infeliz abre las manos para aparar lo que hemos metido en los zafacones, si lo hemos metido separado se aprovecha mejor. Si ellos están buscando algo que nosotros estamos botando, ¿ por qué no se lo ponemos más sencillo?. Sería un gesto humanitario”, dice.

La experta en el tema considera que la falta de voluntad política, unido al desinterés de los gobiernos locales, que son los llamados a asumir la problemática, ha impedido que se avance más en el tema, “pero no por eso vamos a estar sentados esperando, estamos llevando el mensaje, con la cita de Ghandi: “Sé el cambio que quieres ver”.

Política para gestión de residuos sólidos

La Política para la Gestión Integral de Residuos Sólidos Municipales presentada por el Ministerio de Medio Ambiente en febrero de este año, contiene una serie de acciones a desarrollar en los próximos tres años. Según Domingo Contreras, los resultados de su aplicación comienzan a aflorar. Sostuvo que uno de los elementos de avance es la construcción de una planta de procesamiento de materiales reciclados en el vertedero de Rafey, en la provincia de Santiago, que posteriormente servirá como modelo de transformación de los vertederos de Duquesa y de Higüey, que son los mayores productores de basura del país. El Plan establece que la gestión de los residuos sólidos municipales constituye una urgencia nacional, sobre todo en lo concerniente a la disposición final, cuya solución es impostergable. “Se requiere afrontar el problema con la voluntad política, prioridad y seriedad que amerita”, dice el documento. Actualmente, el Congreso estudia una Ley de Desechos Sólidos que hará que el reciclaje más que una opción sea una obligación municipal y ciudadana.

Impulsores de las 3RS

Domingo Contreras
Asesor del Ministerio de Medio Ambiente
El también presidente del Centro Atabey, considera que el país ha experimentado avances en el tema, especialmente a nivel de empresas, que están en capacidad de exportar todo el material que se produce en el país. Sin embargo, en términos sociales, Contreras cree que los esfuerzos son incipientes y que a nivel municipal falta más compromiso.

Ginny Heinsen
Directora programa 3RS del Cedaf

Además de promover la cultura del reciclaje, Heinsen es una de las principales promotoras en el país del Día Internacional de Limpieza de Playas que se realiza en el mes de septiembre. Afirma que esta actividad no sólo busca limpiar las costas sino también educar a la ciudadanía en torno a los efectos de la contaminación marina.

Wander Valdez Taveras
Recolector de residuos

Valdez es consciente del impacto positivo que su labor genera en favor del medio ambiente, ya que gracias a su trabajo llega menos basura al vertedero de Duquesa. Como él, solamente en el Distrito Nacional, hay alrededor de mil recolectores que viven rebuscando entre los zafacones cartón, papel de periódico, botellas plásticas, galones y metales.

Share.

Leave A Reply